fotografia

Utilizado en calles y plazas para revestir el suelo es una técnica que se originó en Portugal en el siglo XIX y que se fue extendiendo en todos los países donde se hablaba portugués como un estilo único y particular seña de identidad de Portugal. Se utilizó por primera vez en 1842 elaborado por presos bajo el mandato del gobernador militar. Esta forma de pavimentar las calles gustó tanto en Portugal que se aportaron fondos para pavimentar las zonas más populares de Lisboa.

fotografia

Para realizar este tipo de pavimentación se utilizan piedras calizas que se van colocando ayudados con un martillo siguiendo una plantilla que va marcando los diferentes colores o tonos de los dibujos. Esta forma de pavimentar las calles ya tuvo un precedente en Portugal cuando en 1755 ocurrió un fuerte terremoto que destruyó gran parte del país y para abaratar las costas de restauración se mando reutilizar piedras de los muros para reconstruír las calles. 

Aunque fue en estas fechas cuando vió la luz esta técnica de pavimentar las calles realizando diversos dibujos luego quedó como olvidada por el mucho y complicado trabajo que hay que realizar para formar los dibujos.

fotografia

fotografia

No obstante, no fue hasta la mitad del siglo XIX cuando esta técnica se popularizó y el empedrado portugués se hizo muy conocido y algunos países se interesaron copiando algunos dibujos. Actualmente, y debido al estado resbaladizo de este tipo de pavimento se está estudiando en Portugal cambiar algunos sitios donde este suelo causa problemas, también por su mal estado pues algunas piedras se mueven y es difícil andar sobre ellas especialmente con tacones.

No obstante, son varias las asociaciones que luchan por conservar lo que ya es una seña de identidad que consideran hay que conservar y se propone algún tipo de arreglo para que se siga conservando uno de los atractivos artísticos de los muchos que tiene Portugal.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: