BeijingEs la última capital de China. Situada en el noreste del país ocupa la yugular del famoso gallo, al igual que Italia tiene forma de bota los chinos dicen que su país tiene forma de gallo. Entre el mar Amarillo y el desierto del Gobi se yergue esta ciudad llamada Capital (jing) del Norte (bei). En occidente ha sido llamada Pekín durante mucho tiempo debido a un lenguaje fonético utilizado con anterioridad, ahora se utiliza el pinyin como sistema fonético del chino y por ello ha cambiado a Beijing.

Su clima es durísimo, pudiendo alcanzar los -15ºC en invierno y los 40ºC en verano, y sus tormentas de arena famosas. De hecho el gobierno de la ciudad comenzó hace unos años a plantar un anillo de árboles alrededor de la ciudad para evitar estas invasiones del desierto, y al parecer da resultado.

Beijing es una de mis ciudades favoritas del país. A pesar de ser una gran ciudad, ni más ni menos que unos 17 millones de habitantes, no me siento incómodo en ella. Es posible que el hecho de no haber vivido allí ni conocer su infernal verano condicionen estos gustos, pero he estado de visita y he disfrutado de su invierno, sus monumentos y sus hutongs, he patinado sobre sus lagos helados y caminado en soledad sobre la Gran Muralla, he pedaleado por sus calles y degustado sus platos típicos. Y todo ello con botas, chaquetón, gorro, guantes y doble pantalón.

En Beijng existe una lista de sitios que hay que visitar de forma casi obligada, como son:

-La Gran Muralla, increíble construcción que mide unos 6500 km, aunque se cree que puede superar los 8500 km.

Gran Muralla

-La Ciudad Prohibida, se dice que es el palacio más grande de la historia jamás construido, consta de unos 800 edificios. Es uno de los monumentos más visitados del mundo con cerca de 7 millones de visitas al año. Se encuentra en el centro mismo de la ciudad.

Ciudad prohibida

-La Plaza de Tiananmen, increíble espacio frente a la Ciudad Prohibida y símbolo emblemático del país.

-El Templo del Cielo, situado dentro de la ciudad es un conjunto de templos que concentran la cultura ancestral china.

Templo del cielo

-El Palacio de Verano, precioso palacio a orillas del lago Kunming que vale la pena por su arquitectura y el fabuloso paisaje.

 

Por cierto, dentro de la gastronomía local aparte de degustar el consabido pato pekinés recomiendo probar el Hot Pot, un tipo de comida o más bien una forma de comer. Consiste en cocinar uno mismo los alimentos en una pequeña olla con salsa, y cuidado con pedirlo picante…

Hot Pot

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: