Batman: Tormenta de sangre

Batman: Tormenta de sangre (Batman: Bloodstorm) es una gran novela gráfica escrita por Doug Moench y dibujada por John Beatty, que nos ubica en un universo alternativo donde Batman es un vampiro que busca controlar su sed de sangre, al tiempo que intenta seguir impartiendo justicia en Ciudad Gótica.

Tras los acontecimientos de la aclamada Batman & Drácula: Lluvia Roja, nuestro héroe se hunde en el abismo gótico de su nueva naturaleza vampírica. Al no poder saciar su sed de sangre, el caballero de la noche se transforma en un monstruo horrible decidido a administrar su propia justicia a los criminales de Ciudad Gótica.

Batman: Tormenta de sangre nos muestra un Batman actuando sin sentimiento de culpa ni de conciencia, y desatando terribles y salvajes ataques sobre algunos de sus antiguos enemigos, como Dos Caras, Hiedra venenosa, Killer Croc y el Acertijo. Este trágico capítulo de la trilogía de Batman / Drácula, narra el descenso final de un héroe a los más profundos abismos de la oscuridad y el mal.

En Batman: Tormenta de sangre veremos que muchos de los vampiros que sobrevivieron en la primera historia, ahora forman parte del ejército del infame payaso asesino conocido como el Joker. Por otra parte, un Batman vampirizado intenta sobrevivir con la ayuda de Catwoman, quien fue mordida por un vampiro y se convirtió en una felina cambia formas. También veremos en acción al comisionado Gordon y al siempre fiel Alfred.

En Batman: Tormenta de sangre es muy interesante ver cómo Batman, pese a todo lo que le sucede, intenta cumplir con las mismas reglas que regían cuando estaba vivo, sin darse cuenta de que las está quebrantando cada vez que respira. Sobre todo cuando la única persona capáz de apaciguar su sed de sangre, muere (Catwoman) y un Batman desesperado, asesina al Joker sin piedad.

El arte de Batman: Tormenta de sangre es estupendo, mucho más que en Batman / Drácula: Lluvia roja, y también se ve una mejora en la trama. Aunque me pareció un poco cursi la interacción entre Catwoman y Batman, ya que carece de la relación amor / odio que tanto gusta de ellos. El Joker, en cambio, está perfecto.

En definitiva, Batman: Tormenta de sangre es un cómic que vale la pena ser leído, incluso siendo una versión paranormal en la franquicia de Batman. Sin mencionar que sienta las bases para la tercera y última parte de la trilogía de Elseworlds: Batman: Niebla carmesí.

 Batman: Tormenta de sangre

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: