Jean Paul Valley, quizás para algunos que están relativamente interesados en el mundo de DC Comics, específicamente Batman, no recuerden o no tienen la más remota idea de quién es este personaje, el cual estuvo a punto de cambiar la historia de Bruce Wayne (Bruno Díaz).

Aparece por primera vez en 1992-1993, en la serie de cómics de Batman, con el título de "Batman: Sword of Azrael", creada por Dennis O`Neil y Joe Quesada. Más adelante aparece como personaje colaborador del Hombre Murciélago, en la saga de Batman llamada La Caída del Murciélago, antes de ganarse una serie propia (también realizada por O"Neil).

Es un estudiante, de apariencia común, de la Universidad de Gotham City. Sin embargo, él no sabe que es el último de los asesinos de la "Orden de San Dumas", una antigua sociedad secreta relacionada con los míticos Caballeros Templarios. Sin él saberlo, ha sido entrenado desde antes de nacer, cuando en el momento de la gestación se le añadieron esencias de varios animales y, tras varios años de condicionamiento y sugestión hipnótica, junto a un proceso derivado de la alquimia, se logra un verdadero asesino experto en distintas formas de combate. Todo su entrenamiento inconsciente salió a la luz al ocupar por primera vez el traje de Azrael.

Valley ve a su padre moribundo, quien llega hasta su apartamento y no sabe nada de lo que ocurre. Desea pedir ayuda para su padre, pero lo detiene diciéndole que nadie debe saber de Azrael, pidiéndole que deje su cuerpo a algún extraño y que tome la responsabilidad de ser el nuevo ángel vengador (pasa de generación en generación).

Llega el momento de despertar el asesino que lleva dentro y tomar la capa de Azrael al ser enviado por la "Orden" a matar a un distribuidor de armas (quien asesinó a su padre), se cruza en la trayectoria de Batman, y éste le muestra el error en su manera de proceder (ya que era sanguinario y frío, matando innecesariamente a gente que se cruzaba en su camino). Finalmente el Hombre Murciélago lo convence y decide luchar junto él contra los criminales de Gotham, rechazando su "derecho de nacimiento" y buscando la ayuda de Batman para forjar su propio destino, y no el que le tenía reservado la Orden de San Dumas.

Este es el fin de la saga de "La Espada de Azrael" para dar comienzo a la "Caída del Murciélago", donde el destino tenía reservado otro fin para Jean Paul Valley, de ser aliado de Batman a convertirse en su enemigo. Bruce Wayne queda paralítico debido a un terrible enemigo que quiebra su columna, y este no era ni más ni menos que Bane (un monstruo de músculos gigantes que estudiaba cada detalle del enemigo, y no tiene relación con el Bane que salió en la pseudo película "Batman y Robin", donde era un bruto sin cerebro y sirviente de la "Hiedra Venenosa"), quedando paralítico. Por esta razón, Valley es quien el lugar de Batman, ya que se pensaba que era el más indicado para reemplazar a Wayne por sus habilidades. Su crueldad con los enemigos y los cambios que sufre el traje de Batman debido a que Valley le inserta armas asesinas hacen dar cuenta del error de haberlo escogido, y Wayne tiene que hacer lo posible por recuperarse y volver a tomar su manto del murciélago.

Según sus creadores, la idea surgió de hacer una antítesis del Hombre Murciélago. Si Batman era un ser con apariencia oscura y tenebrosa creada para inspirar miedo a sus adversarios con un ideal de justicia, su enemigo debía ser su contrario: un ángel, pero claro está, con dotes y apariencia que diera la impresión de venir desde el mismo infierno. Ése es el origen de Azrael.

La idea en sí es, de manera personal, muy atractiva. Se abría un sinfín de posibilidades de hacer de Azrael un personaje importante y crucial en la dirección de la historia de Batman. Sin embargo, nada de eso ocurrió.

Personalmente no he visto su desempeño en su comic propio posterior al la "Caída del Murciélago", pero claramente no supieron dar en el clavo en la historia de este personaje, ya que no tuvo el éxito esperado, desapareciendo en la neblina de los personajes secundarios, y pasando sin pena ni gloria al olvido.

Una lástima, porque al juzgar por la idea inicial, la expectativa era demasiado grande. Y a modo personal, fue uno de los personajes que más recuerdo en mi época de lector de historietas.

Ojalá resurja como el Fénix, y puedan hacer una historia digna de Azrael, ya que su potencial aún no ha sido aprovechado en su plenitud.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: