Batman: El Guante Negro


Batman: El Guante Negro (The Black Glove), guionado por Grant Morrison y dibujado por J.H. Williams III, Ryan Benjamin y Tony S. Daniel, es una verdadera joya del noveno arte que lleva a nuestro héroe hasta el límite mismo de la cordura.

Batman: El Guante Negro comienza cuando Batman y Robin viajan a una isla paradisíaca para reencontrarse con los miembros del mítico “Club de Internacional de Héroes” invitados especialmente por John Wayhew, su fundador. De regreso en Ciudad Gótica, nuestros héroes descubren, con asombro, que misteriosos personajes vestidos de Batman comienzan a aparecer en las calles.

En Batman: El Guante Negro, uno de estos impostores empieza a matar a los policías, abriéndose paso hasta el Comisionado de la policía, Jim Gordon, mientras espera el premio mayor: la vida del caballero de la noche a cambio de las vidas de los policías del precinto. Después de ser capturado y ferozmente torturado por uno de los impostores, Batman cae en coma y su mente retrocede en el tiempo, hasta su niñez. ¡Ahora es el jovencito Bruce Wayne y va a la caza del asesino de sus padres! Estos acontecimientos están relacionados con la irrupción del Doctor Simon Hurt y una gran organización criminal conocida como El Guante Negro.

Demás está decir que cuando el escocés Grant Morrison aparece en un cómic, genera expectativas de que algo grande va a suceder, y Batman: El Guante Negro así lo demuestra. Además, J.H. Williams III (Batichica) y Tony Daniel (Jóvenes Titanes) logran plasmar en el papel exitosamente los guiones de un Morrison, que se empeña en revitalizar el mito del Caballero Oscuro y crea una especie de entramado que apunta a amenazar la cordura de este héroe cada vez que tiene la oportunidad.

En resumen, Batman: El Guante Negro es un gran cómic, que nos permite ver a Batman enfrentándose con versiones retorcidas de sí mismo e incluso cayendo en alucinaciones y diversos juegos mentales.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: