Barra libre

Pensar que todas las personas son víctimas de algún ataque solo por presentarse como tales, es abrir la puerta a que se produzca la venganza

Robos, atracos, acosos sexuales, tanto a mujeres como hombres, aunque de estos últimos apenas se habla, bien por vergüenza de ellos, o por miedo a lo que puedan pensar el resto de hombres, han existido siempre, por supuesto no es algo de lo que se pueda estar orgulloso. Por desgracia,se producen con relativa frecuencia.

Degradación de la justicia

Rebelarse contra las injusticias, es bueno, pero hacer un uso abusivo de ello, puede convertirlo en regular.

Será fruto de la involución en la que vive inmerso el ser humano desde hace unos años y que parece no tener fin, pero parece que todo va al revés y para atrás.

Se establecen verdades a medias, en algunos casos la víctima siempre es la misma y por tanto ella no miente. Es aquí cuando aparece la mayor degradación, a quien se acusa siempre se le declara culpable, pero no es una práctica nueva, se llevó a cabo durante la inquisición, siglos después también la actuaron del mismo modo, tanto Franco como Hitler y otros totalitarismos.

Da la impresión de que más que involución, la auténtica realidad es que algunos se quedaron estancados en aquellas épocas, y no se sabe bien cuando se produjo esa desconexión.

No contentos con actúar así, van todavía más lejos y en vez que sea el denunciante el que demuestre la culpabilidad del denunciado, es al revés, el denunciado es el que tiene que probar que es inocente. Algo que es prácticamente imposible, si a una persona la acusan de haber robado en una tienda, y quien lo acusa lo da por culpable, es imposible que pueda demostrar que no lo es. Salvo que tenga la coartada perfecta, y esa también es complicada.

Y lo pero es que esto lo apoyan algunos abogados y fiscales, eso sí algunos no han ejercido nunca, y casi mejor de ellos se han librado la sociedad, da miedo pensar en ponerse en manos de algunos de estos defensores, o acusadores. 

Barra libre

Cuando se tiene conocimiento de que se ha cometido lo lógico y natural es denunciarlo, pero no en los medios de comunicación, sino en un juzgado que son los únicos lugares destinado a solucionar este tipo de asuntos. Y presentar el mayor número de pruebas que sea posible, para justificar que la denuncia es cierta y no falsa. Porque quien denuncia de manera fraudulenta, la respuesta que recibe es la del rechazo, y entonces es él, quien tiene que rendir cuentas, y eso ya no le gusta tanto.

 

 

 

 

,


Barra libre

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: