fotografía

La ciudad condal da la bienvenida a la primavera con libros y rosas, una tradición que tiene su origen en el siglo pasado cuando el gremio de libreros decidió que el 23 de abril día de San Jorge patrón de Barcelona, que coincide con la fecha de la muerte de ilustres escritores como William Skapespeare y Miguel de Cervantes, fuera un día dedicado a la cultura y al amor. Varias décadas más tarde y ya en 1996 la UNESCO decdió declarar el 23 de abril  el Día Internacional del Libro.

fotografía

En Barcelona la radición de regalar rosas parte de la leyenda del caballero Sant Jordi que mató a un fiero dragón para conseguir rescatar a una princesa. Las rosas simbolizan la sangre derramada por el dragón al ser abatido ya que cuenta la leyenda que donde cayó su sangre creció un rosal de bellas rosos rojas. Este año muchas rosas cambian de color y aparecen amarillas, símbolo de libertad para los presos catalanes, una lucha que ha conseguido que el color amarillo tome un importante protagonismo.

fotografía

Más allá de reivindicaciones, Barcelona este día disfruta de un ambiente cultural donde se realizan diversas actividades con una jornada de puertas abiertas totalmente gratuíta en el Ayuntamiento, Palau Güell, Ateneo Barcelona, la Biblioteca de Cataluña, etc. El acceso a la Sagrada Familia es gratuíto para todos aquellos que se llamen Jorge o Jeorgina y la fachada de la Casa Botlló luce decorada y repleta de flores por tercer año consecutivo.

 La presencia con los autores firmando su libros, espectáculos musicales y numerosas actividades para los más pequeños hacen que Barcelona brille un año más con su homenaje a la cultura y al amor sincero.

fotografía

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: