mi escritorio

El deseo de Sarah por que su hija, que solo siete años, sea igual que ella le ha llevado a ofrecerle regalos poco apropiados, según opinión publica, para una niña de su edad.

Esta es la noticia que de nuevo pone en debate las decisiones de esta mujer en relación a su manera de ver las operaciones de estéticas y como las implantas en la mente de una niña que es su hija.

Sarah Burge, es conocido como la Barbie humana, la misma que quiere que su hija de siete años siga sus pasos.

Esta linda mamá después de regalarle un aumento de pecho por su último cumpleaños, ahora Burge ha obsequiado a la pequeña con un cheque para hacerse una liposucción, y lo que ha desatado el detonante es que el regalo de Navidad en cuestión es un cheque de 7.000 dólares para la cuestionada intervención.

Ni que decir tiene que la niña Poppy Burge está encantada con su regalo de Navidad. Su madre, conocida como la Barbie humana, le ha obsequiado con una polémica liposucción.

Ella, la niña, pregunta por las operaciones constantemente. Parece ser que a ella, como la madre, quiere estar guapa y las liposucciones son unas operaciones que siempre son útiles.

Al margen de las intervenciones quirúrgicas, la pequeña se somete habitualmente a tratamientos de belleza, se hace la manicura y la pedicura y se maquilla y se pone extensiones de cabello.

mi escritorio

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: