terapias

BAÑOS DE BOSQUE, LA NUEVA TERAPIA

BAÑOS DE BOSQUE: TERAPIA Y BENEFICIOS PARA EL BIENESTAR

 

La REVOLUCIÓN INDUSTRIAL dio un gran giro a la sociedad aportando grandes ventajas y beneficios. Comenzó la migración del campo a la urbe creando grandes ciudades, fábricas, nuevas oportunidades de trabajo…. En resumen, grandes comodidades y cambios. No obstante, no todo lo que luce es oro y aparecieron muchos otros aspectos negativos.

El cambio de costumbres de un entorno rural a la vida urbana dieron lugar a nuevas enfermedades antes nunca vistas como el estrés, la ansiedad, hipertensión y enfermedades cardíacas, la diabetes y diferentes tipos de cáncer. Las investigaciones han avanzado a pasos gigantescos intentando dar respuesta a todos estos males; aunque no se puedan erradicar, sí se pueden controlar para mejorar la calidad de vida de los enfermos. De ello sacan provecho, sobre todo, las farmacéuticas y los laboratorios que producen y venden grandes cantidades de medicamentos y no les interesa en absoluto las posibles curas más naturales. La naturaleza es muy sabia, pero el hombre sigue su propia lucha intentando de ser más sabia que ella.

 

EL PODER CURATIVO DEL COLOR VERDE

Sin embargo, existen datos interesantes e investigaciones que nos aportan una nueva luz a las enfermedades y sus posibles curas. “Nuestro cerebro se regenera a mayor velocidad en un bosque.” EL COLOR VERDE en su estado más natural es capaz de aportar sensación de bienestar, sentimientos de tranquilidad y felicidad. Se ha comprobado que el contacto con la naturaleza mediante un paseo relajante a través del bosque aumenta la felicidad, baja la tensión arterial, mejora nuestra concentración, es capaz de reducir nuestros niveles de azúcar, sobre todo en pacientes que padecen diabetes tipo II, reducen las células cancerígenas, mejora nuestro sistema de inmunidad, aporta efectos balsámicos en nuestro alma y mente…

Los árboles en su estado puro, sobre todo los pinos, desprenden un aroma que aportan un bienestar al individuo activando un sistema rehabilitador en nuestro organismo. La aromaterapia está muy presente en las terapias modernas. Hoy en día es un hecho comprobado que nuestro cerebro se regenera a mayor velocidad en un entorno boscoso y que la naturaleza tiene efectos curativos que ya se pueden medir. En Japón, país pionero en muchos aspectos, ofrece rehabilitación y terapias naturales en los bosques, puesto que la naturaleza ayuda en la fase de convalecencia, los pacientes operados se curan más rápido si tienen vistas a un árbol desde su habitación, y aumenta su sistema de la inmunidad. Los médicos japoneses esta rehabilitación SHINRIN-YOKU (que, traducido, significa “BAÑOS DE BOSQUE”).

¿Sabías que mirar durante cuarenta segundos a un techo verde aumenta considerablemente nuestra concentración?

Las terapias conocidas como BAÑOS DE BOSQUE significan toda una revolución en la medicina de la rehabilitación. Para ello, no es necesario mudarse a la naturaleza. Los médicos japoneses han podido probar que un paseo cómodo y tranquilo por un bosque en comparación con un paseo por tiendas o ir de compras baja considerablemente la hormona del estrés llamada Cortisol, hasta en un 12%, y la frecuencia cardíaca también en un 6%. Pero eso no sólo se queda ahí. Se han realizado varias pruebas y encuestas que dieron por resultado que el paseo por la entorno verde no sólo sube los ánimos, sino reduce los niveles de miedo, ansiedad y depresión. Mientras la vida en la ciudad puede aumentar enfermedades mentales como la depresión y la esquizofrenia. Por tanto, los parque naturales dentro de un entorno urbanístico resulta muy beneficioso para los ciudadanos.

Es preciso mantener cierto equilibrio entre la naturaleza, el mundo animal y las personas. Es un ciclo del que todos dependemos de alguna forma. Y lo más interesante, es un tratamiento prácticamente gratuito. Necesitamos los bosques para llevar una vida más sana y relajada.

Visitas por el BOSQUE o un parque con mucha naturaleza verde o un jardín botánico como terapia y conservación de nuestra salud cobran cada vez más importancia. Es un tema de creciente actualidad, ya que es una forma de conservar o recuperar nuestra salud. Se está extendiendo no solamente por el continente asiático, sino convirtiéndose ya en una moda, incluso en Europa. Y si no, ¿quién no recuerda la historia de Heidi, la niña llena de vitalidad y entusiasmo mientras vivía en la montaña, mientras escuchaba el susurro de los árboles, y, sin embargo, enfermaba cuando se llevaban a la ciudad alemana de Frankfurt? Hasta su amiga Clara ganó considerablemente en salud cuando visitó a su amiga en la montaña. Un cuento mezclado un mensaje importante que deberíamos reconsiderar y, al menos, tener en cuenta.

Es un hecho ya comprobado que LA NATURALEZA tiene poderes curativos y, por tanto, deberíamos concienciarnos más cuidando de nuestro medio ambiente y aprovechar las oportunidades que nos brinda. Debemos conservar la naturaleza y recuperar una vida saludable. El poder del color verde y de los bosques nos hace plantear volver a la vida rural sin tener por qué renunciar a todas las comodidades. El bosque posee un gran poder curativo. 

"BAÑOS DE BOSQUE, LA NUEVA TERAPIA."

Fuente: revista P.M. Publicación de agosto 2017, páginas 66 – 69.

terapias

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: