criticar

Bancos: Opiniones negativas, críticas y culpabilidad

Las opiniones negativas expresan falta de responsabilidad y disconformidad.

Navegando por internet en busca de información general sobre los BANCOS, sus ofertas, condiciones y solvencia, es curioso leer las opiniones que dejan diversos usuarios en la red. Aparentemente, no se salva ninguna ENTIDAD BANCARIA. En todas ellas predominan las opiniones negativas. Eso sí, una es más negativa que otra, mientras alguna es menos negativa que la mayoría de ellas. Pero, a groso modo, parece ser que todos los bancos son malos. Aquí es donde cabe preguntar, ¿de verdad son tan malos los bancos?

Es curioso leer los comentarios colgados por los usuarios. En primer lugar, todos ellos son anónimos. Todos critican, pero nadie da su nombre, aunque sea un seudónimo. Es comprensible que no vamos a dejar nuestros datos personales expuestos en público. Pero, ni siquiera un nombre genérico como Ana, María, Juan, Pedro…..

En segundo lugar, si nos detenemos a leer los comentarios para comprender tanta negatividad en los comentarios, comenzamos a ver que el problema en realidad no erradica en la entidad financiera en sí, sino recae en la persona misma quien deja el comentario negativo.

¿Cuáles suelen ser estos comentarios negativos? Muchos de ellos se repiten una y otra vez. “El banco me cobra….”. El banco es una empresa que presta unos servicios a sus usuarios. Como empresa que es, es lógico que cobre por los servicios prestados. Más bien es de agradecer cuando hoy en día no cobran nada. “El banco no me da….”. Pero, vamos a ver, ¿por qué el banco tiene que dar algo de gratis o por la cara bonita? El banco ofrece una serie de servicios que, se supone, nos facilitan el día a día. Está en cada uno elegir si los contratamos o no y con quién los contratamos. Si no leemos la letra pequeña, no podemos echarle la culpa al banco. Es culpa de quién no lee.

Otro dato interesante es ver qué clase de personas suele quejarse. Eso se deduce de los comentarios que van dejando. “Me quedé sin trabajo… y EL BANCO me cobró unos intereses…” ¿Por qué los cobró? Si seguimos leyendo los comentarios de las opiniones negativas nos damos cuenta de que lo siguiente: la persona quien lo critica dejó la cuenta en descubierto. ¿Aún preguntan por qué cobraron intereses? ¿Acaso el banco tiene la culpa de que el cliente se queda sin trabajo, sin dinero, y no encuentra otro trabajo nuevo para cubrir sus gastos? ¿La entidad financiera te ha incitado a que no trabajes y gastes como quien dice aquí no ha pasado nada?

Es muy fácil quejarse, criticar y echar la culpa a los demás. ¿Qué tal si comenzamos a hacernos responsable de nuestra situación personal? Aparte de eso, ¿qué tal si así como exponemos la parte negativa, expresamos también alguna vez la parte positiva que puede tener un banco u otro y dar las gracias? ¿Gracias por qué? Preguntará alguno. En primer lugar, porque el banco no está obligado a prestarte los servicios ni de gestionar o administrar tus finanzas. En segundo lugar, deberíamos de tener asumido que hoy en día nada es gratis. Y aún así, hay alguna que otra entidad que sí ofrece descuentos y ayudas si sabemos comunicarnos con ellos. No todos los bancos son iguales. Pero, por experiencia propia, puedo afirmar que ocasionalmente sí ayudan a buscar soluciones para los problemas que van surgiendo. Y es obvio que de dichas soluciones, el beneficio debe ser para ambas partes, no para uno sólo.

Si realmente existe un problema, convendría pararse a pensar en cuál es el problema, cómo surgió y, sobre todo, cómo se puede solucionar. Criticar y responsabilizar al banco de nuestra desgracia económica no nos resuelva nada. Más bien empeora la situación y, por tanto, sería una pérdida de tiempo.

Un poco de suerte siempre viene bien, pero no viene por sí sola. Hay que buscarla. Si estamos endeudados hasta arriba, no es precisamente por culpa del banco. ¿Quién a solicitado el o los préstamos? ¿Quién los ha firmado?

Bancos: Opiniones negativas, críticas y culpabilidad. Las opiniones negativas expresan falta de responsabilidad y disconformidad.

criticar

criticar

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: