Fertilidad

BAAL es una palabra de origen hebrea que, traducido, significa Señor o Dueño. Existen una serie de palabras compuestas como, por ejemplo, Baal-Hadad (Señor del trueno, la tormenta y dios del tiempo) y Baal-Sapon (Señor del monte Sapon), así como diversas derivaciones. Su forma femenina es Baala (Señora, Dueña).

mitología

En las Santas Escrituras se encuentran una serie de diferentes textos bíblicos a lo largo del Antiguo Testamento, que hacen referencia a Baal como un dios adorado en distintas épocas por diferentes culturas y regiones, siempre en oposición a Yahvé. Incluso Israel, el pueblo elegido por Dios, se rindió ante él.

Ejemplo de ello son los textos de Jueces, el versículo 10 del capítulo 10, que dice lo siguiente: “Y los hijos de Israel empezaron a clamar a Jehová por socorro, diciendo: “Hemos pecado contra ti, porque hemos dejado a nuestro Dios y estamos sirviendo a los Baales” o el siguiente texto recogido en 2Crónicas, en el versículo 3 del capítulo 33, el texto nos dice: “Así que volvió a construir los lugares altos que Ezequías su padre había demolido, y erigió altares a los Baales e hizo postes sagrados, y se puso a inclinarse ante todo el ejército de los cielos y a servirles.”

Baal era el dios de la fertilidad adorado en la cultura de Canaán, un dios al que se adoraba para atraer a la lluvia necesaria en la época de la sequía para regar los campos. Aparte de los textos recogidos en la Biblia, poco se sabía realmente acerca de esta divinidad pagana, hasta que unos arqueólogos excavaran la ciudad de Ugarit y donde hallaron tablillas con inscripciones y figuras religiosas.

El arqueólogo francés Claude Schaeffer desenterró la ciudad al principio del siglo XX, después de que un campesino local la hallara en 1928. Gran parte de los hallazgos, estatuillas y tablillas entre otros, reposan actualmente en el museo Prehistórico y Galorromano de Estrasburgo (Francia).

mitología

Ya los amorreos adoraban a la deidad Baal en el siglo tercero antes de Cristo, por lo cual podemos deducir que Baal cuenta con una larga historia de adoración.

Sin embargo, la adoración del dios Baal no perduró en la historia y fue vencida por la adoración a Yahvé del antiguo pueblo Israel. Aunque en la actualidad, es un nombre muy común utilizado en videojuegos y en la literatura. Así, por ejemplo, el dramaturgo Bertholt Brecht le dio el título “Baal” a su primera obra de teatro escrita en 1918 y presentada en público en el año 1923. La película “el rito” con el actor Anthony Hopkins contemplamos el exorcismo del cuerpo del padre Lucas (Anthony Hopkins), en la que se trata también de Baal. El libro “La caída de Baal”, que trata de la caída de Lucifer.

Baal ha perdurado a lo largo de la Historia como personaje mitológico que se ha utilizado según la conveniencia de diferentes personas.

Nota: los textos bíblicos aquí recogidos son sacados de la TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS.

Fuente:

  1. Perspicacia para comprender Las Escrituras, Volumen 1, publicado por Watchtower Society
  2. Das Lexikon der Bibel
  3. Wikipedia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: