Hace unos meses comenzó un debate político y social intenso relativo a la nueva ley del aborto, finalmente aprobada en el Congreso y en el Senado.

Personalmente, no voy a pronunciarme, aunque, por supuesto, tengo mi opinión, sobre si estoy a favor o en contra, porque no es eso de lo que quiero hablar.

Lo que me llama poderosamente la atención es el empeño que el gobierno, con la Ministra de Igualdad, Bibiana Aído, al frente, ha puesto en sacar adelante esta ley tan importante, según ella, que contrasta con el empeño que esta misma Ministra ha puesto en ayudar a las mujeres que sí queremos ser madres. Yo, que lo voy a ser, he estado buscando en la red y me he encontrado con un número de ayudas igual a 0. De ello deduzco que para la Ministra es mucho más valioso ayudar a quien no quiere ser madre que a quien quiere serlo y, sin entrar en otras consideraciones, a eso le llaman igualdad.

Pues bien, Sra. Aído: dado que a usted la vida, y no hablemos de la moral,  le importa más bien poco, distinguiendo entre ser vivo y ser humano como todo argumento para defender el aborto, lo abordaré desde el punto de vista económico. Su Gobierno defiende ampliar la edad de jubilación a los 67 años para que "todos" podamos cobrar una pensión, ampliar las ayudas a los parados en lugar de poner los medios para la creación de empleo, subir el IVA para aumentar el ingreso público y unas cuantas medidas más de andar por casa que, en mi opinión, no son sino parches para tapar una situación que ya no hay por donde cogerla y que, desde luego, el Gobierno ha demostrado no saber atajar.

Las ayudas a la maternidad deberían estar siempre presentes en el gasto social, ya que traer niños al mundo no sólo es una alegría para los que lo hacemos, sino que además son un motor de crecimiento para la sociedad. Supongo que esto no hace falta que se lo explique ¿o si?

Ellos son nuestro futuro y nosotros tenemos que educarles para que así sea, de manera positiva y constructiva, con esperanza y luz hacia el futuro.

"No heredamos la tierra de nuestros padres, sino que nos es prestada por nuestros hijos"

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: