He querido transcribir, el mejor pasaje bíblico, que nos sirve de mucha ayuda en esos momentos tan angustiosos en nuestras vidas, la muerte de uno o más de nuestros seres  queridos.

Este pasaje nos tranquiliza mucho porque es el mismo Jesús el que nos habla, y sugiero que cuando lleguemos a esta situación, lo leamos  y repasemos cada que nos angustiemos o lloremos cuando se nos vengan a la memoria los recuerdos de nuestros seres queridos fallecidos. Lo digo porque yo lo he utilizado desde hace un año en que falleció violentamente uno de nuestros hijos y me llena de mucha tranquilidad.

Eclesiástico Capitulo 38- Versículos 16 al 24: El culto de los muertos, Sagrada Biblia por: Eleono Nácar y Alberto Colunga.

16. Hijo derrama lágrimas sobre el muerto,y corresponde al que sufre, entona lamentaciones, amortaja su cuerpo, según le corresponde y no dejes de darle sepultura.

17. Llora amargo llanto, suspira ardientemente.

18. y según su condición haz el duelo: un día o dos para no ser puesto en lenguas, y luego consuelate por la tristeza.

19. Porque la tristeza origina la muerte y la tristeza del corazón consume el vigor.

20. Pasados los funerales debe cesar la tristeza, pues el dolor trae mal al corazón.

21. No te acuerdes ya más de él, alejale de la memoria y piensa en lo por venir.

22. No olvides que no hay retorno, que al muerto no le aprovecha y a tí te daña.

23. Piensa en su destino, pues el suyo será el tuyo; el suyo ayer, mañana el tuyo.

24. Con el descanso del muerto descanse también su memoria, y consuélate de él al salir su espíritu.

Podemos complementar con otros pasajes como son: Sabiduria3,1-6; 1Corintios 15,12-34; 1Corintios15,35-57; 2Corintios 4, 16-18; 5,1-10; 1Tesalonicenses 4,13-18.

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: