Reciclar es una gran ayuda para el medio ambiente, para el futuro próximo y hacerlo no nos cuesta nada.

Aprovechar la energía y no desperdiciarla es ayudarnos a todos.

Cambiando algunos hábitos, a la larga el planeta y nuestra conciencia, se verán recompensados:

  • El film de plástico para envolver las cosas que guardamos en la nevera por ejemplo los bocatas, contamina mucho menos que el papel de aluminio.
  • No tirar los papeles o cartones con grasa, al reciclaje de papel, por ejemplo los cartones de pizzas, o de pollo asado, porque pueden hacer que haya que tirar un contenedor entero.
  • Guarda el papel a reciclar en cajas o en bolsas de papel, no tires nunca bolsas de plástico al contenedor de papel.
  • Guardar las pilas en una bolsita, hasta que podamos tirarlas en un contenedor específico para ese uso.
  • Las bombillas además de gastar mucha energía, son muy contaminantes, por lo que con las bombillas de bajo consumo, hacemos doble bien.
  • Mejor también siempre que podamos elegir el vidrio en lugar del tetra-brick.
  • Cuando carguemos el teléfono móvil, desenchufar el cargador cuando se haya completado la batería, que continúa gastando energía, y también los cargadores de los ordenadores portatiles.

  • Cerrar el grifo del agua mientras enjabonamos la vajilla, al lavarnos los dientes, o al enjabonarnos nosotros el cuerpo o el pelo.
  • No tirar el aceite por el fregadero, guardarlo en botes e informarnos de cómo se recicla el aceite en nuestra zona.
  • Usa el transporte público, camina siempre que puedas o desplázate en bicicleta.
  • Cuando pongas la lavadora, hazlo siempre cuando esté llena, no desperdicies agua, si no tienes por lo menos más de media carga.

Entre todos, sí se nota!

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: