fotografia

Anfibio mexicano (Ambystoma maxicanum), tiene la apariencia de un renacuajo grande con cola pero con patas y dedos finos en punta que no presentan uñas. Su vida se desarrolla en los lagos cercanos a la Ciudad de México, en Xochinico y actualmente se ha catalogado como una especie en peligro de extinción ya que ha servido de alimento y otros usos medicinales. Por esta causa la especie se ha visto seriamente amenazada y ahora se intenta recuperar.

fotografia

El color del axoloti o ajolote es variable pues cuando se encuentra en estado salvaje tiene un color amarronado con la espalda negra y cuando se encuentra en cautividad en un acuario su color se vuelve anaranjado y puede llegar a quedarse blanco. Este animal ha convivido con los mexicanos desde tiempos de los aztecas y en estudios científicos ya aparece en 1615 en un libro de historia natural. Se ha usado como medicina pues existe la creencia en México que que alivia las enfermedades respiratorias y también se consume como alimento.

fotografia

fotografia

El axoloti es un anfibio urodelo pero a diferencia de las salamandras cuando alcanza la edad adulta se queda en el agua. Con gran capacidad de regeneración, puede recuperar las extremidades amputadas, la cola, la médula espinal y la piel sin que le quede cicatriz ninguna. Se han hecho investigaciones y se ha comprobado que puede recibir órganos trasplantados de otros animales de su especie y los acepta sin rechazo por lo que se considera un animal único y privilegiado. 

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: