fotografía

De fabricación norteamericana, cada uno cuesta cien millones de dólares y los israelíes ya cuentan con nueve de estos reactores. Son prácticamente indetectables para los sistemas de misiles antiaéreos y el propio avión controla de forma automática el vuelo lo que le da al piloto autonomía para realizar prácticas de combate al margen de tener que preocuparse por el manejo del avión. Este proyecto de los F-35 ha resultado tan caro que fue el propio Donald Trum quien llegó a decir que cuando fuera presidente reduciría la inversión en estos aparatos. No obstante, la presión de los intereses de la industria del armmento le han hecho cambiar de opinión.


fotografía

Según parece, los F-35 ya se encuentran operativos en misiones de combate e territorio sirio contra fuerzas islamistas. El F-35 fabricado por Lockheed Martin, es un monoplaza de quinta generación diseñado para misiones de ataque en tierra, defensa aérea y reconocimiento. En su financiación colaboran Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Italia, Canadá, Países Bajos, Dinamarca, Noruega y Turquía. Aparte de Israel han adquirido también estos aviones Japón y Corea del Sur. 

Aunque Trum ha intentado que España compre alguno de estos aparatos esto no será posible con el nuevo gobierno que por otra parte resultaría demasiado caro ya que España no ha participado en el proyecto desde el principio, considerando además que estos aparatos de matar no nos hacen ninguna gracia.

fotografía

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: