Después de varios años de trabajo y fruto de un convenio conjunto, Televisión Española, en colaboración con el Ministerio de Educación, pensaba ofrecer a partir de septiembre de 1992 una oferta educativa y cultural en su programa matinal que se concretó en el programa –o franja horaria como veremos después- tituladoLa Aventuradel Saber cuya primera emisión comenzó el 13 de octubre, martes, de 1992.

Se trataba de un programa de espacios diversos y unidos por un guión de continuidad encarnado en una figura común: la presentadora de continuidad. La ‘parrilla’ –estructura de espacios semanales- se dividía verticalmente en días con temática amplia agrupados bajo un nombre griego: Cosmos y Eureka para lo que clásicamente se define como ciencias, Logos y Polis para el área de Ciencias Sociales, y Agora para el espacio de discusión que se concentraba monográficamente en los viernes. Un programa de gran calidad educativa para gran variedad de público.

Las primeras dificultades se produjeron por la adaptación de dos equipos, uno procedente del Ministerio de Educación y otro de Televisión Española.

El equipo de contenidos del Ministerio de Educación asesoraba respecto a la programación, informaba sobre los contenidos concretos y evaluaba los resultados para continuar la labor. El equipo técnico aportado por Televisión Española, el material de archivo del ente público y el soporte material aportado- estudio, cámaras, realización, producción, unidades móviles… -permitía la salida diaria de un programa que se planteaba grabado con espíritu de directo.

La Televisión Educativa pretendía ser una línea directa de conexión con el público respondiendo a sus intereses educativos y culturales con un lenguaje claro y pedagógico. La situación en una franja horaria matinal determinaba el público directo que era de edad más bien avanzada, de zonas más bien rurales con el añadido de sectores de trabajadores en paro, hospitales… El público interesado en seguirLa Aventuradel Saber, pero que se encontraba en esos momentos en horario laboral, debía grabar el programa al no habar reemisión ni total ni parcial de la franja horaria. La presencia de la televisión educativa en el canal internacional con emisión en horarios diferentes, demostró su éxito en Iberoamérica especialmente.

La televisión educativa y su representante La Aventuradel Saber, nacieron con la ambición de ofrecer una televisión educativa a la carta. Para ello, se necesitaba un menú amplio, una información rápida que llegara al televidente de forma clara, la posibilidad que ofrecían las nuevas tecnologías en el marco de la reforma educativa llevada a cabo por el Ministerio de Educación y la disponibilidad de los nuevos sistemas.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: