El pomposo esplendor de la Avenida Paulista

La Avenida Paulista, situada en la ciudad de São Paolo, Brasil, deja deslumbrado a cualquier caminante, ante su esplendor visual y su monumental pomposidad de arquitectura moderna, de cierta manera futurista.

Qué mirada puede permanecer pasiva ante la luz que revela ese siniestro juego urbano de las geometrías y las verticalidades. Es la nueva Paulista, levantada sobre la antigua avenida de asfalto alemán que bordearon los ya derribados palacetes e casonas neoclásicas, junto a hileras románticas de árboles. En aquellas desaparecidas mansiones habitaron los hacendados exitosos del café desde fines del siglo XIX; las pinturas de la época demuestran la elegancia particular, aunque evidentemente aristocrática, que tuvo la Avenida Paulista en su era primogénita. Ahora el caminante en lugar de palacetes y arboledas, encuentra potentes edificios de impresionante diseño y altura, algunos con formas caprichosas y vanguardistas que superan con creces los estilos de la Modernidad. Agencias bancarias, consulados, hoteles, centros financieros, shopping center conforman el ecosistema de la avenida paulista; atravesado por un tráfico implacable de automóviles y ómnibus; y obviamente por el reflujo cosmopolita de los transeúntes. Es inevitable no hacer comparaciones, pues esta mítica arteria de Sao Paolo bien que nos recuerda a ciertas postales turísticas de Broadway u otras de las majestuosas calles en el corazón de Manhattan.

Es magnánima la Avenida Paulista hasta de noche; en la nocturnidad el esplendor se desborda con su paraphernalia lumínica de excesiva fulguración.

Pero qué caminante no se siente agotado de contemplar los grandiosos edificios, y prefiere descansar la mirada frente al templo de Sao Luis Gonzaga; iglesia que desafía la modernidad de su entorno con sus robustas columnas jónicas. O qué caminante (latinoamericano) se resiste a detener sus pasos en la “Plaza del ciclista” delante de la estatua de Francisco Miranda. Es una suerte que en medio de la post-modernidad y el pomposo esplendor de la Avenida Paulista, hayan concebido sitio para ese héroe americano y universal, precursor de las ideas de Independencia en nuestro continente.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: