Breve historia

El Ave María es una oración que hace referencia al saludo del Ángel a María en la que le anuncia la Encarnación del Hijo de Dios. (Lucas 1, 28) De igual manera con referencia a las palabras de Santa Isabel al recibir la visita de la Virgen (Lucas 1,42).

La oración se compone de dos partes: la beneración y la súplica. (Ave maría y Sancta María) Ambas partes tienen su historia que data desde los primeros cristianos entre los siglos I y VIII y la segunda entre los siglos XII y XVIII.

El ave maría se introdujo a la liturgia latina en el siglo VI por el Papa San Gregorio Magno, sólo que no contenía el nombre de "Jesús" al final de la oración. No fue sino hasta el siglo XII cuando Amadeo de Lausana, abad de Hautecombe, añadió El Nombre. En el siglo XIV, un breviario en Cartuja recopiló las palabras con las que concluyó una homilía San Agustín, de la cual nació la segunda parte de ésta oración, y ésta se propagó por toda Europa entre los siglos XVI y XVII por la extención de los breviarios Cartujos y Franciscanos.

Desde entonces, se reza esta oración para bendecir el misterio de la Encarnación del Hijo de Dios en la Virgen María y suplicarle que ruegue por el perdón de nuestros pecados.

oracion del ave maria en latin

ORACION DEL AVE MARIA EN LATIN


Primero la oración en español:

Dios te salve María, llena eres de Gracia,

el Señor está contigo.

Bendita eres entre todas las mujeres

y bendito sea el Fruto de tu viente: Jesús.

Santa María, Madre de Dios (y madre nuestra),

ruega por nosotros los pecadores

ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.


Ahora el Ave María en latín:

Ave María gratia plena, Dominus tecum.

Benedicta tu in mulieribus et benedictus Fructus ventris tui Iesus.

Sancta María Mater Dei,

ora pro nobis peccatoribus nunc et in ora mortis nostrae. Amen.



Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: