“Para obtener resultados financieros sorprendentes, procuraré que trabaje para mí la parte más profunda de mi mente, apoyando esto con una fuerza emocional total y la combinación será fabulosa” - Napoleón Hill

= = = =

La autosugestión es un término que se aplica a todas las sugestiones y estímulos que una persona se pueda administrar y que llegan a la mente a través de los cinco sentidos.

Dicho de otra forma, la autosugestión, es sugestionarte a ti mismo; es la agencia de comunicación entre aquella parte de tu mente donde tiene lugar el pensamiento consciente y aquella que sirve como lugar para la mente subconsciente.

A través de tus pensamientos dominantes que tú permites que permanezcan en tu mente consciente, el principio de la autosugestión voluntariamente alcanza tu mente subconsciente y la influencia con estos pensamientos.

La naturaleza te ha construido de tal forma que posees absoluto dominio sobre el material que alcanza tu subconsciente a través de tus cinco sentidos, aunque esto no signifique que siempre ejerzas este dominio. En la gran mayoría de los casos, no lo ejerces, lo que aclara por qué caminas por la vida sumido en plena pobreza.

El subconsciente es comparado con un fértil huerto donde las malas hierbas crecerán con abundancia si no se siembran allí semillas de una cosecha más deseable.

La autosugestión es el medio de dominio mediante el cuál puedes alimentar, voluntariamente a tu subconsciente con pensamientos de naturaleza creadora o, por negligencia, permitir que los pensamientos de naturaleza destructora penetren en este vasto sector de tu mente.

La fuerza monetaria de la emoción

Debes leer en voz alta dos veces al día tu declaración escrita de tu deseo de dinero y debes verte en posesión de tal dinero.

Siguiendo estas instrucciones, tú comunicas el objeto de tu deseo directamente a tu subconsciente con un espíritu de fé absoluta.

A través de la repetición de este procedimiento, creas voluntariamente “hábitos de pensamiento” que son favorables a tus esfuerzos de transformar tu deseo de dinero en su equivalente monetario.

Debes recordar que cuando leas en voz alta la declaración de tu deseo de dinero ( mediante la cuál tratas de estimular una “conciencia monetaria”), que la simple lectura de las palabras no tendrá consecuencia alguna a menos que mezcles “emoción y sentimientos” con las mismas.

Una falta de comprensión de esto es la razón principal por la que la mayoría de la gente que trata de aplicar el principio de autosugestión no obtiene los resultados deseados.

Las palabras pronunciadas por las buenas, sin la menor emoción, no llegan al subconsciente. No obtendrás resultados apreciables hasta que aprendas a llegar a tu subconsciente con pensamientos o palabras que las hayas teñido con la emoción o la total creencia.

Debes recordar que no exíste posibilidad de lograr “algo por nada”. Tú no puedes engañarte aún cuando así lo desees. El precio de la habilidad de influir sobre tu subconsciente es una eterna persistencia en la aplicación de los principios que se describen aquí.

No podrás desarrollar la apetecida habilidad por un precio menor. Debes decidir si la recompensa por la que estás luchando ( la conciencia monetaria) vale o no el precio que debes pagar en esfuerzos.

Tu habilidad para usar el principio de autosugestión depende en gran parte de tu capacidad de concentrarte sobre tu deseo de ser financieramente exitoso hasta que este deseo se convierta en una “ardiente obsesión”.

Debes verte a ti mismo haciendo dinero

Cuando comiences a llevar a cabo estas instrucciones, será necesario que haga uso también del principio de concentración. Por ello resulta conveniente que cuando empieces a fijar en tu mente la exacta cantidad de dinero que deseas, debes concentrar con fuerza tus pensamientos sobre esa cantidad de dinero y cerrar los ojos hasta que llegues a ver realmente dicho dinero.

Debes hacer esto por lo menos una vez al día. Al realizar estos ejercicios debes tener mucha fe y verte a ti mismo en posesión de ese dinero !!

Aquí hay un hecho muy significativo. Tu mente consciente recibe cualquier orden dada con espíritu de absoluta fé y actúa de acuerdo con esas órdenes, aunque éstas tengan que ser presentadas “una y otra vez”, mediante la repetición, antes de que sean fielmente interpretadas por tu subconsciente.

Siguiendo la precedente declaración, debes considerar la posibilidad de gastarle una broma perfectamente legítima a tu subconsciente, haciéndole creer, (porque ya lo crees) que tú debes tener esa cantidad de dniero que ves, que ese dinero ya está esperando que lo reclames, y que tu mente subconsciente debe proporcionarte planes prácticos para reunirte con ese dinero que ya es tuyo.

Debes traspasar a tu imaginación el pensamiento que se sugiere en el párrafo anterior y meditar sobre lo que tu imaginación puede o hará, a fín de crear planes prácticos para la acumulación de ese dinero mediante la transmutación de tu deseo.

La inspiración te guiará

No debes perder el tiempo en un plan definido mediante el cuál intentes cambiar servicios o productos por el dinero que inmediatamente veas, sinó que debes comenzar a verte a ti mismo en posesión del dinero que deseaws, exigiendo y esperando mientras tanto que tu subconsciente te brinde el plan o planes que necesitas.

Debes estar alerta sobre estos planes, porque cuando aparezcan, probablemente lo hagan como un ralámpago en tu mente a través del sexto sentido en la forma de una inspiración. Debes tratarla con respeto y actuar tan pronto como la recibas.

Debes seguir estas instrucciones en la forma descrita en el párrafo precedente y no debes confiar en tu razón cuando forjes tu plan para acumular el dinero que deseas, mediante la transmutación de tu deseo.

Tus facultades de razonamiento podrían ser perezosas y si tú dependes enteramente de tu razón para que ésta te sirva, podrías llevarte una decepción.

Cuando veas el dinero que deseas acumular, cuando lo veas con los ojos cerrados, debes verte a ti mismo rindiendo el servicio o entregando la mercancía que intentas dar a cambio de ese dinero. ¡Esto es muy importante!

Ahora tu mente subconsciente comienza a trabajar

1. Debes ubicarte en algún lugar tranquilo, donde nadie te moleste ni te interrumpa, cerrar los ojos y repetir en voz alta la declaración escrita sobre la cantidad de dinero que deseas acumular, el tiempo límite para ésta acumulación y una relación del servicio o mercancias que piensas dar a cambio del dinero (Plan Práctico). Cuando lleves a cabo éstas instrucciones, debes verte en posesión del dinero que deseas.

2. Debes repetir este programa por la noche y por la mañana hasta que puedas ver (con tu imaginación) el dinero que deseas acumular.

3. debes poner una copia de tu declaración donde puedas verla día y noche y la leerás antes de dormir y al levantarte hasta que la memorices.

Al llevar a cabo estas instrucciones, debes recordar que estás aplicando el principio de autosugestión con el propósito de dar órdenes a tu subconsciente, el cuál actuará solamente bajo instrucciones que estén arropadas en emociones y profundos sentimientos.

La fé es la más fuerte de todas las emociones. Llegará muy pronto el momento en que si actúas como se te indica, aparecerá ante ti un presente pletórico de poder.

Porqué eres dueño de tu propio destino?

El escepticismo en conexión con todas las nuevas ideas, es característica de todo ser humano, pero si tú sigues las instrucciones que se te han dado, tu escepticismo se verá muy pronto reemplazado por la credulidad y ésta, a su vez, cristalizará en una fé absoluta.

La razón de porqué el hombre es dueño de su destino terrenal y especialmente de su destino financiero, es porque tiene el poder de influir sobre su subconsciente.

La verdadera acción de transmutar tu deseo en dinero implica el uso de la autosugestión como agente mediante el cual tú puedes alcanzar e influir sobre tu subconsciente.

Debes recordar esto bien y muchísimas veces te darás cuenta del importante papel que desempeña la autosugestión en tus esfuerzos para acumular el dinero que deseas mediante los métodos descritos en ésta filosofía.

Debes leer este artículo en voz alta una vez cada noche hasta que estés perfectamente convencido que de el principio de la autosugestión es auténtico y que obtendrás para ti, todo cuanto pidas.

Si cumples las anteriores instrucciones al pie de la letra, te abrirán el camino hacia una completa comprensión y dominio de los principios del éxito financiero.

Cuando tus emociones te ayuden a ver y sentir realmente el dinero que deseas en tus manos, éste puede venir de fuentes que antes para ti no parecían existir.

Cuando tu subconsciente te entregue un plan, debes comenzar inmediatamente a trabajar sobre él. La inspiración es preciosa y debes utilizarla enseguida.

Si sigues todas estas instrucciones al pie de la letra, pronto serás el dueño de mi propio destino. Recuerda que toda adversidad lleva consigo las semillas de un mayor beneficio…

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: