depresión

Autoestima o mortificación

¿Con cuantas cosas negativas me califico diariamente y de qué tipo? Para nosotros darnos cuenta de ello es fundamental, son; múltiples las veces que nos maltratamos de esta forma, ni tomamos cuenta de la influencia que esto ejerce en nuestro estado anímico. Veces hay en que la gente dice que se encuentra en un estado de ansiedad o decaimiento, tal vez buena parte de ese malestar puede tener su origen en un juicio interno de autoevaluación crítica dañina o de prevención de eventos cargados de presunta negatividad.

Los expertos opinan que; es un problema recurrente entre individuos deprimidos. Que recienten lo que han perdido o más bien entre personas ansiosas, que siempre están esperando lo malo. Ahora con solamente dudar si me estoy tratando bien, ya se da un atisbo positivo. El paso que sigue es preguntarse, que hacer; si las cosas que estoy haciendo ahora, no están saliendo todo lo positivo que debieran. ¿Qué puedo hacer?

¿Que sería lo peor?

¿Dónde están las ventajas de castigarme de esa manera? ¿Qué sería lo peor que podría pasar? Es como llegar tarde a una cita y te vas recriminado toda la ruta, de seguro puedes presumir una catástrofe donde todo va a salir mal pero también puede pasar que llegar tarde no sea el fin del mundo.

Experimentar con acciones escogidas también puede ser de utilidad, en un momento dado una persona que piense que nadie le hace caso, eventualmente podría tratar de entablar conversación con personas desconocidas y seguramente comprobará que, no es tan difícil compartir en sociedad. Para desmantelar este tipo de ideas se requiere de una paciencia a toda prueba, sin embargo de persistir se logrará.

autoestima

¿Cuál es la cuestión?

Parte de la cuestión, requiere entender que lo que se piensa de uno (a), no necesariamente es de una absoluta certeza, es nada más que un pensamiento. Entendamos que esos pensamientos automáticos que no sirven, hay que hacer caso omiso de ellos, solamente déjalos pasar. Otro paso importante para despojarse de los pensamientos tóxicos es convertirlos paso a paso por pensamientos realistas.

Se dice realistas, y no positivos porque son; cosas diferentes, cuando un individuo intenta pasarse la llave y así reprogramarse con pensamientos limpios, por supuesto que le costará creérselo pues el hábito se hace costumbre. Los expertos opinan: Que ayuda mucho elaborar una lista de las cosas que se hacen bien y no echar a un lado las cosas que manifiestan los objetivos ciertos. Es mejor que la disyuntiva sea aceptar que se es hábil en unas cosas y en otras no, luego ver la manera de mejorar aquellas cosas para las cuales no tenemos habilidades notables.

La mejor estrategia ante la premisa de maltratarse es preguntarse qué haría uno (a), si una persona de su afecto le participara la misma situación. Con un familiar cercano (a), nos sobraría paciencia y haríamos acopio de amabilidad, aunque sea la indispensable para llevarle tranquilidad y sosiego, más; consejo para una circunstancia difícil. La reflexión que tenemos que hacer es esta; si podemos hacerlo con los demás, porque no hacerlo con nosotros mismos.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: