autoestima

La autoestima se define como la percepción que cada persona tiene de su interior. Constituye un reto para que cada uno se acepte tal y como es.

La autoestima está unida a dos formas de ver las cosas; la primera  visión que se tiene es el grado de conocimiento que cada uno tiene sobre su propia persona y la segunda es la forma que cada uno tiene de valorarse a sí mismo.

Algo que todos los seres humanos debemos hacer a lo largo de nuestra vida es aprender a conocernos, de este modo es como conseguiremos aceptarnos y valorarnos tal y como somos. Se trata de un proceso de aprendizaje durante el cual iremos descubriendo las cualidades, intereses propios, cual será la manera en la que afrontaremos y resolveremos los problemas, así tendremos la responsabilidad de tratar de desarrollar nuestro plan de vida.

Hay que olvidar el egocentrismo

En demasiadas  ocasiones, la gente de forma inconsciente, decide tomar una actitud egoísta ante  la vida, se dedican a hablar sólo de ellos, incluso piensan que todo gira en torno a ellos. Esto en la mayoría de las veces suele producir un desgaste psicológico en los demás, lo que hace pensar que todo sea producto de la inseguridad y que la persona tenga un alto nivel de autoexigencia.

El modo de cambiar es teniendo más cercanía con los demás, conociendo sus necesidades, adquiriendo amistades de todos los niveles de la sociedad y tratando de ser amables con las personas que nos rodean.

Aprender a encajar los fracasos y las  pérdidas

Siempre que se produce una pérdida, como puede ser la muerte de alguien cercano, que se tenga mala relación con la familia o con algún amigo, o que  haya habido una ruptura de pareja, es normal que aflore un sentimiento de tristeza o incluso de fracaso. Cuando se da una de estas situaciones lo mejor es expresar el dolor que se siente, hablar con los demás, no se debe comenter el error de encerrarse en uno mismo

Es conveniente evitar la toma de decisiones rápidas cuando se está bajo la influencia del golpe moral que se produce en estas circunstancias, y lo que menos se aconseja hacer es que se idealice a la persona.

Es una buena oportunidad para invertir el tiempo en realizar nuevos proyectos, conocer nuevas personas, y aceptar el cambio como algo que forma parte de la vida es lo más aconsejable.

Saber aceptarse y evitar tener la autoestima baja

Estar centrado únicamente en los complejos y obsesiones de cada persona a lo que lleva es a tener continuas frustraciones y a que las relaciones con el resto de las personas no sean las más adecuadas.

La sociedad actual es demasiado exigente y poco realista con los modelos y pautas de comportamiento que se deben seguir, lo que hace que muchas personas se sientan mal e inseguras, lo importante es que cada persona se acepte tal cual es, valorar si los complejos que se tienen son reales o son una obsesión y que los defectos forman parte de la forma de ser de cada uno.

La alegría, es una fuente de salud

Dos características vitales para mejorar la autoestima son el optimismo y el buen humor. Posen un efecto relajante y son la mejor ayuda ante las situaciones adversas que pueden ocurrir. El principal modo de cultivarlos es sabiendo tener una aptitud positiva ante los contratiempos.

Las actividades que más pueden ayudar a conseguir el objetivo de estar en paz con uno mismo son tan cotidianas como escuchar música, pasar el tiempo libre con buenos amigos, o algo tan importante como es tener sentido del humor.

Estas actividades nos ayudarán a cultivar nuestras relaciones con los demás y a que nuestra autoestima se refuerze, quizás sea el modo en el que las personas sean capaces de encontrar la ansiada felicidad.

 


 

 

 

vidafeliz

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: