fotografía

 Suecia fue el primer país que vió circular por sus calles el autobús completamente autónomo. El proyecto lo llevó a cabo la empresa sueca Nobina Tech con tecnología de Ericsson y estos pequeños buses que alcanzaron 24 kilómetros por hora sirvieron para poder perfeccionar esta nueva tecnología para el transporte urbano que en 2018 se pueden ver y utilizar en muchos países además de Suecia, en China, Japón, Suiza, Estados Unidos, etc. Los autobuses autónomos eléctricos proyectan una imagen de las ciudades mucho más moderna y lo más importante permiten abaratar los costes ya que se prescinde de los servicios del conductor y los problemas que conllevan en ocasiones los conflictos laborales.  

fotografía

Las ciudades del futuro tienen en el trasporte público autónomo la solución que se presenta con la masificación de personas consiguiendo un transporte público barato con una ciudad menos congestionada y mucho más limpia y sana. En un principio y en algunos lugares estos autobuses llevan a bordo una persona que no conduce pero que tiene el objetivo de responder dudas, asesorar y mantener el buen control entre los pasajeros para que se vayan familiarizando con este transporte del futuro ya que algunas personas muestran dudas de subir a un vehículo donde no existe el conductor.  

fotografía

De este modo se intenta mentalizar a los usuarios sobre el respeto que se debe tener en estos vahículos que son un servicio para todos y el hecho de que circulen sin conductor no quiere decir que se tenga derecho a llenarlo de grafitis. Las cámaras de seguridad grabarán y darán testimonio de de si alguien intenta romper las buenas normas cívicas. El propósito de este servicio límpio y sin contaminación y barato, se enfoca no solo a unos pocos sino a todos en general ya que la economía y la seguridad que ofrece lo convierten en una opción cómoda y agradable de utilizar.  

fotografía

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: