fotografia

Un grupo de personas se unieron hace ahora 50 años para llevar a cabo una utopía y se instalaron en Tamil Nadu (India) para vivir sin dinero, sin religión, sin policía, aportando cada uno de ellos sus conocimientos y habilidades a la comunidad. Sus reglas fueron doce: igualdad, generosidad, receptividad, perseverancia, humildad, sinceridad, gratitud, aspiración, coraje, bondad, paz y progreso.

fotografia

Fundada Euroville según una idea de Mirra Alfessa, discípula de Aurobingo, se la recuerda como "La Madre" que describía su proyecto de este modo: "es  lugar con una vida comunitaria internacional donde hombres y mujeres aprenden a vivir en paz, armonía, más alláde todas las creencias, opiniones políticas y nacionalidades. Su propósito fue crear una ciudad para unas 50 personas pero en la actualidad son más de 6.000 la mayoría indios, pero hay muchas otras nacionalidades entre ellas españoles.

fotografia

fotografia

Exportan alimentos y productos artesanales y son autosuficientes gracias especialmente por el turismo interesado en descubrir este tipo de vida. Por otra parte también cuentan con subvenciónes del Gobierno, de la UNESCO y del Gobierno de Navarra. Cada año se aceptan 120 personas, algunas de ellas de la casta dalit, una de las más bajas de la India y que es repudiada por la sociedad. La estancia mínima es de dos meses pero no todos se adaptan y muchos se marchan, otros son expulsados por alterar el orden o no contribuír laboralmente.

fotografia

Su forma de vida en libertad les ha creado ciertos problemas pues al no delimitar las fronteras han crecido un gran número de negocios cercanos que utilizan el nombre de Auroville para aprovecharse del turismo y con los que mantienen un proceso judicial. Un vasco que lleva 22 años en Auroville ha comentado: "Auroville no es un refugio, es un pequeño laboratorio para trabajar con las enfermedades del ser humano y buscar su cura, todo lo que sucede en el mundo exterior ocurre también aquí". 

Muchos de los frentes con los que abrieron hace 50 años este lugar y pese al empeño de sus habitantes, la utopía que los trajo a estas tierras no se ha podido conseguir del todo pero muchos se han adaptado muy bien y disponen de todo lo que necesitan. Solamente si desean marcharse se van sin nada y todo se queda en Auroville.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: