Auguste Lumière

Auguste Marie Nicolas Lumière vino al mundo el 19 de Octubre del año 1862, en la ciudad francesa de Besançon. Fue el primogénito del matrimonio formado por Antoine Claude Lumière, pintor y fotógrafo, y Jeanne Joséphine Costille. Su hermano Louis nació dos años después, y tras el nacimiento en 1870 de su hermana Jeanne, la familia se mudó a Lyon debido a la guerra franco-prusiana.

Jeanne Joséphine Costille

En la imagen, los hermanos Auguste y Louis con su madre

A muy temprana edad, Auguste entró en contacto con el mundo de la fotografía, ya que tanto él como el resto de hermanos trabajaron en el estudio de su padre, donde se usaban de manera novedosa las primeras luces artificiales de distintos colores. El progenitor quería que los hijos mayores, Louis y Auguste, estudiaran en el mejor instituto técnico de Lyon, l'École de la Martinière. Lo cierto es que dicho centro, se regía por una serie de principios masónicos con los que Antoine Lumière comulgaba, y pretendía inculcar a sus hijos esas influencias. Auguste definía a su padre de la siguiente manera:

"La felicidad de nuestra infancia se la debemos a nuestro padre, pues era un profesor incomparable."

A los 20 años, Auguste fundó junto a Louis y su padre la Sociedad de Placas y Papeles Fotográficos Antoine Lumière e hijos. Sin embargo, 'las fotografías animadas' no captaron la atención de los hermanos hasta que su padre no les trajo el kinetoscopio, una máquina traída desde París e inventada en 1891 por Thomas Alva Edison.

Kinetoscopio

El kinetoscopio consistía en aplicar el ojo a un visor, y así ver la película 

Ambos hermanos consideraron que la imagen se vería mucho mejor si se proyectaba sobre una pantalla, así que en 1894 lograron encontrar una solución para conseguir tal complejidad técnica, aunque Auguste siempre le cedió el mérito a Louis, pues él dio con la respuesta en una noche de insomnio. Según Auguste, los hechos sucedieron así:

"Entré una mañana en la habitación de mi hermano, pues no se encontraba bien, y me dijo que había sido incapaz de dormir pero que en el silecio de la noche, había descubierto el método para alcanzar nuestro objetivo. Me dijo que había que imprimir una cápsula portaagujas con un movimiento alterno similar al mecanismo de las máquinas de coser. Las agujas penetraban en las perforaciones hechas en los márgenes de la película, y le imprimían el impulso. Al final, se retiraban e inmovilizaban la película, mientras que el sistema de deslizamiento volvía a su posición primitiva. Fue como una revelación."

Finalmente, el 13 de Febrero de 1894, los hermanos Lumière patentaron el cinematógrafo, y el 22 de Marzo de 1895 se proyectó en París la primera película de la historia, "Salida de los obreros de la fábrica Lumière", con una duración de 45 segundos y en una sesión de la Société d'Encouragement à l'Industrie National.

Los hermanos mostraban su invento en universidades y reuniones científicas, hasta que se proyectó su siguiente película en el Salon Indien du Grand Café, "Llegada de un tren a la estación de Ciotat", por el precio de lo que hoy sería un euro.

Un año antes de que el cinematógrafo fuera patentado, Auguste se había casado con Marguerite Winckler, una pianista con la que tuvo dos hijos, mientras que su hermana, Rose Winckler, se había casado con Louis.

Auguste Lumière familia

En la imagen, Auguste Lumière con su familia   

A pesar de que entre 1895 y 1897 se proyectaron en diferentes partes del mundo 815 filmaciones suyas, los hermanos no acababan de ver su rentabilidad, y sin embargo, siempre se negaron a vender su creación a George Méliès, quien sería considerado como el verdadero descubridor del cine moderno en cuanto a narrativa y espectacularidad. En realidad, los Lumière solo utilizaban el cine para filmar eventos, pero cuando las proyecciones se vieron cada vez más reducidas, dirigieron su atención de nuevo hacia la fotografía. De ese modo, presentaron en el año 1903 la placa autocroma, técnica mediante la cual se tomaban fotos a color. La nueva creación supuso también la ruptura profesional entre los hermanos, quienes decidieron tomar su propio camino desde ese momento.

Foto a color

Imagen en autocroma de Auguste Lumière    

Ese mismo año, Auguste creó la revista "Avenir Médical", en donde se proponían ideas innovadoras y donde creaba, con la ayuda de sus colaboradores, antisépticos y analgésicos, o eficaces antitérmicos. Siete años más tarde, tuvo el honor de ser el primer francés en utilizar  rayos X en una consulta médica.

Auguste tenía un gran sentido del humor, y una de sus aficiones era sorprender a la gente con trucos de magia, especialmente a los niños, a los que deleitaba con juegos de cartas. También se involucró mucho con la ayuda a los que más lo necesitaban, ya que administró orfanatos y hospitales de su ciudad desde principios del siglo XX.

Después de abrir su propio centro de investigación, llamado Laboratoires Lumière, trabajó mano a mano con reputados médicos para estudiar enfermedades como el tétanos, la tuberculosis, o el cáncer. Debido a su formación autodidacta, muchos colegas de profesión levantaron auténticas polémicas acerca de sus conclusiones, así que Auguste decidió trabajar con dos médicos que estuvieran licenciados para que fueran ellos los que prescribieran los tratamientos, aunque él diera su opinión y las pautas a seguir. Llegó a publicar al respecto más de 20 libros.

Finalmente, logró ser aceptado como miembro de la Academia Francesa de Medicina en 1928. Siguió trabajando hasta su muerte a los 91 años el 10 de Abril de 1954. Su hermano Louis había fallecido seis años antes.

Los hermanos Lumière

Citas de Auguste Lumière:

"Mi invento no es para venderlo. Puede ser explotado durante algún tiempo como curiosidad; aparte de eso, no tiene ningún futuro comercial"

Documental "El cinematógrafo de los hermanos Lumière"

Película "Salida de los obreros de la fábrica Lumière"

Película "Llegada de un tren a la estación de Ciotat"

Película "El desayuno del bebé"  

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: