Vamos por la vida reclamando afanosamente desde nuestro corazón un cambio para nuestra vida. Queremos ser más felices, triunfadores, sanos, prósperos… Las preguntas son: ¿A cuales apegos estas encadenado? ¿Qué tan dispuesto a estás a cambiar? ¿A cuáles simples cambios te comprometes contigo mismo? ¿Cuáles son los temores a dar ese paso?

Quieres un cambio. Pues es hora de empezar a cambiar. Pero lo único que puedes cambiar es a ti mismo. Tu cambio equivale a la onda generada en el agua al lanzar una piedra a un lago. Cuando tú cambias quien ve tu cambio fácilmente se deja llevar de tu ejemplo y cambia también.

Si tú te transformas, todo a tú alrededor se transforma. Empieza por cambiar tu espacio físico, sigue con tu figura y finalmente trabaja en tu interior. Aunque son tres pasos ese cambio debe ser simultáneo, renuévate por fuera y por dentro.

• Tu espacio físico: tu habitación, tu casa, tu oficina: gira, renueva, limpia, reacomoda, dona, etc.

• Tu cuerpo físico: Toma una foto de hace unos años y mírate al espejo, y cambia esa imagen de cómo te dejas ver a los demás: corta, quita, rasura, deja crecer, tiñe, adelgaza, engorda, cambia esa imagen, permítete reconocer quien eres realmente.

• Tu cuerpo mental: aprende a ver todo con ojos positivos piensa y habla positivo de todo y todos a tu alrededor

• Tu cuerpo emocional: controla tus emociones, encuentra el lado bueno de cada experiencia, confía, cree, reemplaza hábitos negativos por positivos, céntrate en el hoy, aquí y ahora apoyado en el recuerdo de los mejores momentos de tu vida.

• Tu cuerpo espiritual: vibra cada instante en la gratitud de reconociendo tus bendiciones. Se responsable con tus obligaciones sin que otros te recuerden o exijan el cumplimiento de los compromisos que tienes en esta vida.

Aunque tan solo sea una pequeña transformación, esta tendrá el poder de activar el cambio en ti. ¡Hazlo ahora!. Deja de esperar al hada madrina con su varita mágica y en su lugar date la oportunidad de renovarte, enamórate de la vida y del amor mismo. Abre tus brazos a la mejor etapa de tu existencia.

La energía del universo y la Sabiduría Divina iluminen este día de fe y esperanza

Heidman Janeth Ballesteros Ruiz

Guillermo Velosa Arbeláez

Eliath Javier Pérez Ballesteros

Consultores Motivadores Organizacionales

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: