En el siglo XIV, la isla de Mallorca ha sido conquistada por la corona de Aragón, y la comunidad judía intenta sobrevivir sin llamar la atención sobre la misma. El maestro cartógrafo Cresques, el mejor en su oficio en el reino de Aragón, recibe un encargo de la corona, la confección de un mapa que abarque todo el mundo conocido.

De sus tres hijos escoge al más joven, Jafuda para que le ayude y así iniciarle en su profesión. Maese Cresques confiesa a su hijo que su intención es hacer dos mapas, uno de ellos con los hechos reales y probados y otro que contendrá toda la información, real o leyenda conocida sobre el mundo. Para cumplir este encargo el maestro cartógrafo CRESQUES, implica a Samuel, el hijo de un amigo fallecido, que se convierte en compañero de Jafuda en el aprendizaje de la realización de mapas.

El clima en las juderías del reino de Aragón, es de preocupación ya que el clima de intolerancia religiosa se extiende por el reino. Cuando los dos mapas estan finalizados, maese Cresques los envía a Barcelona junto con su hijo Jafuda, pero al llegar a la corte comprueba que el Atlas furtivo, como llama su padre al segundo atlas, ha desaparecido.

La corte en Barcelona, en los tiempos del infante Juan, era torbellino de intrigas y conspiraciones, propios de un periodo de decadencia y cambio.

Las persecuciones que comienzan contra los judíos obligan a Jafuda a convertirse para salvar su vida, como a muchos judíos de las juderías de Aragón.

Su vida en este punto cambia, siempre pendiente de los inquisidores que buscan judíos conversos pero falsos, de los denunciantes por envidia. Así el recién convertido Jaime Ribas deja el envoltorio del que fue Jafuda Cresques, hijo del maestro cartógrafo de la judería de Mallorca, maese Cresques y que ha de huir buscando el paraíso que dibujo su padre.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: