fotografia

Niños huérfanos sacados de un orfanato pasaron a ser esclavos en una hacienda nazi en San Paulo y perdieron su nombre para pasar a ser un número. Un hombre lanzó un puñado de caramelos al aire y los más rápidos se lanzaron sobre ellos, estos fueron los niños que recibieron un premio, ser esclavizados por ser huérfanos y negros, una parte de la sociedad que no tenía ningún derecho. Uno de estos niños que nunca había conocido a sus padres pasó a ser un esclavo número 23 en 1933 formando parte de los 50 niños sacados del orfanato y tardó 10 años en ser liberado.

fotografia

Cuando se realizó el documental aún tenía presentes los latigazos que le dieron en la hacienda nazi donde le robaron los mejores años de su infancia. Cuando lo sacaron del orfanato Romáo de Mattos Duarte de Río de Janeiro donde jugaba al fútbol en el patio con los otros huérfanos para llevarlo a la Campiña de Monte Alegre no podía ni imaginar la vida que le esperaba. Aloisio da Silva y Argenino dos Santos cuando se rodó este documental eran los dos únicos que se encontraban vivos de los 50 niños que se llevaron del orfanato

Aloisinio da Silva falleció con 93 años en 2015 pero antes relató como los castigaban cuando no hacían las cosas a gusto de los patrones y como les hacían ponerse un uniforme y cantar la marcha fascista. Aún tenía muy presente cuando los levantaban a las cinco de la mañana del lugar donde dormían todos juntos y los hacían duchar con agua fría fuera invierno o verano y como dolía la vara de madera que los capataces untaban con aceite y lo dejaban secar para que al caer en sus manos fuera más doloroso.

fotografia

Cuando el presidente de Brasil, Getúlio Vargas, que había simpatizado con el nazismo se paso al bando aliado, los simpatizantes de los nazis comenzaron a ser perseguidos por lo que todos los niños de la hacienda nazi fueron liberados, "nos soltaron como si fuéramos un grupo de ganado más". Los niños que ya eran unos jóvenes no sabían que hacer ni a donde ir... Eloisio se quedó en el pueblo, conoció a una mujer y formo una familia pero las heridas de su alma nunca pudieron cicatrizar pese a que nunca habló de ellas a su familia.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: