La cara que veis a la derecha es de un tal Gary Riley. Este ser se coló en casa de su vecino aprovechando su ausencia. Por ello tendría asegurado un cargo policial por asalto.

Robó algo de casa de su vecino. Con lo que se llevaría el cargo de robo.

El tercer delito, y el responsable de que lo pillasen, es un poco más delicado.

Cuando el vecino llegó a casa y se encontró a su vecino forcejeó con el y le arreó un buen puñetazo en la cara. Tan bueno fue el puñetazo que el asaltante aterrorizado se metió debajo de la cama. El dueño llamó a la policía que no tardaron en llegar.

El dueño de la casa no vivía completamente solo. Hacía seis meses que se había comprado un Collie. El perro vivía en el patio, pero cuando el dueño llegó no se lo encontró allí. El animal estaba dentro de la casa. Y estaba siendo violado por el animal que tenía por vecino. Por ello le han acusado del delito (allí) de bestialismo.

El tipo le dijo a la policía que quería devolverle el animal a su dueño. Pero los arañazos por la mayoría del cuerpo, incluyendo el área genital no parecían demostrar su versión. Para no descartar nada le hicieron un análisis médico al perro que demostró que había sufrido una violación.

Y digo yo, ¿ no podría haberse comprado una muñeca hinchable o frotarse con una ortiga ?

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: