fotografia

Se tiñe de rojos, granates y amarillentos el horizonte lejano, ese horizonte que escudriñamos imaginando tal vez naves de fantasía... Se tiñe de colores el horizonte cuando languidece la tarde y las olas se tornan perezosas rompiendo cada vez con menos fuerza contra las rocas que permanecen estáticas, frías y desdeñosas... El Sur y el mar son amigos inseparables que miran con ansia las costas africanas que entre brumas se adivinan como si de un fantasma se tratara, no de un continente repleto de bellezas, historia, tradiciones y tal vez cuna de antepasados.

fotografia

Los atardeceres en el Sur son como esos sueños placenteros de los cuales nunca quisiéramos despertar... ¿Son tristes aunque bellos los atardeceres del Sur? Tal vez... Pero también son promesa de amaneceres radiantes donde el sol se mira en el mar como en un espejo. El sol en el Sur siempre amanece contento y hace que todo el paisaje resplandezca para que se vea con claridad a los pescadores con sus barcas alejarse mar adentro en busca de buena pesca. Dejan tras de sí estampas de vida, valentía y coraje que es la riqueza de la gente buena.

fotografia

Los atardeceres del Sur no son como otras atardeceres... El mar parece una alfombra bruñida de colores inciertos que invita al ensimismamiento, a recuperar sueños adormecidos, a desear vivir todo aquello que aún tenemos pendiente. 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: