El AGTISMATISMO es un trastorno ocular que provoca que las imágenes se perciban distorsionadas o borrosas.

Ocurre cuando el cristalino o la córnea de un ojo tiene una curvatura irregular. Debido a ello, no todos los rayos de luz que emite un objeto inciden debidamente en la RETINA, enfocándose algunos por delante de la misma, otros en ella y otros por detrás. Tanto las personas miopes como las que tienen la vista cansada, pueden tener asimismo un astigmatismo. Es un proceso muy común que pocas veces causa incapacitaciones y que puede ser corregido con gafas o lentes de contacto. Ocho de cada diez niños tienen cierto grado de astigmatismo.

El diagnóstico del astigmatismo es muy difícil, si no imposible, sin un examen médico, pero hay algunos signos que pueden hacerlo sospechar. En ocasiones y en las formas más graves, el niño mantiene la cabeza en un determinado ángulo, para lograr que la imagen borrosa se aclare. En las formas más leves. El esfuerzo constante del ojo para superar dichas imágenes borrosas puede provocar dolor de cabeza, cansancio, irritabilidad o conducir a esfuerzos visuales excesivos.

AGTISMATISMO

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: