La oferta de trabajo que ha salido a concurso en Marín una localidad de Pontevedra (Galicia) es de un contrato indefinido y casi 1.000 euros de sueldo. Solo hay una plaza pero se han presentado más de 50 y en el Ayuntamiento de Marín se han quedado sorprendidos ante el curriculum de los aspirante, informáticos, historiadores, ingenieros, etc, personas con carreras que estarían gustosas de atender el cementerio de este pueblo.

fotografia

El puesto de sepulturero era un trabajo que nadie lo quería y en ocasiones hasta estaban mal vistos por tener que bregar con los muertos y ahora que uno de los tres sepultureros que hay en este pueblo se jubila por la edad, nadie hubiera imaginado la gran afluencia de candidatos. Y es que la crisis que no cesa ha rehabilitado los puestos de trabajo y en Marín antes nadie quería esta plaza pero ya nadie le hace ascos en la actualidad. Marín es una localidad con una población de unos 25.000 habitantes que cada día crece y solamente le separa de la capital unos 7 kilómetros por lo que en pocos años seguramente se integrará totalmente con Pontevedra.

fotografia

Los aspirantes deberán pasar un test de 50 preguntas, algunas de seguridad laboral, higiene en el trabajo, etc. Se requiere hablar gallego y deberá hacer una demostración de albañilería, levantar un muro, preparar el cemento, etc, delante de un equipo calificador el día que se examinen los candidatos seleccionados.

fotografia

Cuando salió a concurso la plaza nadie se esperaba el alubión de candidatos y como dice la concejala de Medio Ambiente aún se espera que lleguen muchos más pues las solicitudes se pueden entregar termina dentro de tres días más. Los aspirantes que cumplan los requisitos pasarán una selección y solamente uno conseguirá hacerse con el codiciado puesto de enterrador de muertos. Para que diga luego el Gobierno que ya se empieza a ver empleo.

fotogarfia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: