A veces me detengo a contemplar las cosas y me digo admirado ¡Qué trascendentales que somos como especie! Es impresionante como pudimos descubrir la utilidad de la naturaleza y amoldarla a nuestro beneficio. Cómo pudimos ver un árbol y ver materias primas para construir lanzas, armas de defensa, incluso guaridas. Es impresionante cómo pudimos crear un lenguaje con el cual no sólo informarnos o ubicarnos sino también transmitir conocimiento de generación en generación y además utilizarla para el ocio. Cómo pudimos, mediante parámetros impuestos por nosotros, dividir tanto a la naturaleza como a la sociedad en grupos según las variables que tomamos. Cómo pudimos buscar y encontrar una explicación verosímil a todo lo que se vive, cómo pudimos catalogar la realidad, medirla, pesarla, caracterizarla. También mi mente vaga en cómo pudimos nosotros solos pelearnos por pedazos de tierras, por piedras preciosas, incluso pelearnos entre nosotros por ídolos que nosotros mismos inventamos. Me pongo a pensar en cómo pudimos desafiar las leyes de la gravedad y crear el avión, cómo pudimos sumergirnos bastantes kilómetros bajo el agua, cómo incluso llegamos a “conquistar el espacio” y llegar a la luna (Evadiendo comentarios del tipo “a la luna nunca se llegó, fue todo planteado escénicamente).

Poniéndome a pensar en esto y mucho más llego a conclusiones muy variadas tanto en contenido y temáticas como en longitud. Puedo, por ejemplo, pensar que en gran medida nuestro avance se dio por la escritura, puesto que sin ella muchos datos importantísimos se hubieran perdido y estaríamos muy poco avanzados. También puedo pensar en lo incierto y dinámico que es el mundo, al ver a lo largo de cientos de años teorías que parecían sólidas como piedras verse esfumadas por el esclarecimiento de una nueva, más cercana a la realidad ¡Qué digo! Al intento de realidad la que nos queremos explicar. Porque si hay algo que caracterice a todos los hombres, que no los caracteriza a los demás animales es que el hombre no sólo vive su realidad, sino que le intenta encontrar el porqué, intenta descifrar todo, intenta medir y analizar todo lo que lo rodea. Alguien dijo que Dios utilizó las matemáticas para crear el universo, yo digo que el hombre creó las matemáticas para intentar comprender todo lo que nos rodea. También con éste pensamiento puedo adentrarme en el debate de si Dios fue creado por los hombres o los hombres fueron creados por Dios, pero creo que no es el posteo ni el momento de desarrollar un debate de tal magnitud.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: