No se puede decir que el fichaje de Asier Illarramendi por el Real Madrid sea sorprendente o inesperado. Sorprendente sí tal vez porque el conjunto blanco no acostumbra a estas cosas, pero desde luego que la incorporación es tan acertada como necesaria. Vamos a repasar las cualidades del jugador de Mutriku, las prestaciones que se esperan de él en Bernabéu y el rol que asumirá en el Real Madrid.

No nos engañemos: Asier Illarramendi viene a jugar de titular, se espera que sea el metrónomo del equipo y el eje sobre el que gire el motor del juego. Illarra, que así se le conoce, tiene infinitas cualidades y reúne las mejores características que atesoran sus nuevos compañeros de posición en el club merengue. Dejando a un lado a Xabi Alonso, tiene el pulmón de Khedira, la técnica de Modric y sobre Casemiro no se sabe – no contesta. Además, el joven vasco tiene gusto por el balón, gran margen de mejora debido a su edad (23 años), experiencia, dotes de mando, manejo del tempo de un partido y gran recorrido sobre el tapete. Precisamente el tolosarra Xabi Alonso será su mejor cicerone en el Real Madrid, algo que los aficionados blancos podrán disfrutar a partir de esta próxima temporada, temporada por otro lado, en la que todos nos podremos sentir mucho más identificados con nuestro club y sentimiento (incorporaciones de Carvajal, Morata, Jesé, Isco, Illarramendi…). No es algo anormal ni revolucionario: es lo justo y necesario.

Absolutamente correcto el momento de ejecutar la transferencia y su importe. El aficionado entiende estos desembolsos cuando se trata de casos así. Por otro lado, no es un experimento más: Illarramendi es una realidad con todo el futuro por delante. Proyectos de Sergio Ramos son los que necesita esta entidad y a Isco se le puede denominar el segundo Ramos y a Illara el tercero. Esperamos el cuarto y el quinto.

Presentación del jugador vasco en el Bernabéu

Nuevos compañeros en el Real Madrid

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: