Este artículo está destinado a recordar diversos tipos de asiento que hemos usado desde que tenemos uso de razón. En los años de la infancia porque no recordar los asientos que proporcionaban los muebles de madera confeccionados en su mayoría por Papá. Los de sala tenían para la estación de invierno un adorno que a la vez servía para calentar y moderar la temperatura baja de la estación. Ese adorno calefactor era una piel de conejo que había sido secada al sol, y cuya suavidad y calor era muy requerida. Un mueble grande con respaldar y maderas laterales con los clásicos cojines de tela completaba lo que en esos tiempos se podía denominar un sofá. Cabe recordar el famoso "poyo" del barrio, que era asiento del más rápido en llegar a él, a los demás les correspondía como asiento la vereda de cemento y a luz del farol del lugar era el ambiente para largas conversaciones de los amigos del barrio, sobre todo en el verano, posteriores a los clásicos partidos de fútbol callejeros ya reseñados en otro artículo. El asiento de la escuela, del colegio, las bancas de los parques, el asiento que de distancia a distancia, era usado por los concurrentes al Malecón Roca que da vista al Playa de la bahía de Huacho. Hoy dichos asientos no existen porque el barandal de madera ha cedido su lugar a un barandal metálico y a una serie de adornos más ornamentales y pistas nuevas que se pueden pueden apreciar por internet o en vivo y en directo por un viajecito de turismo o visita familiar que se efectúe por la Ciudad de Huacho, capital de la provincia de Huaura, antes Chancay, y Capital de la región Lima provincias de Perú. Recordar sofás usados en la infancia, adolescencia y juventud en Huacho, no son llegados a mi memoria, lo que habría que reccalcar que en la mayoría de lugares los asientos eran sillas de madera o bancas con respaldar o sin él. En los velorios erán muy notorios las bancas de madera referidos. Ya en la juventud avanzada y allí para adelante , viviendo en Lima si que la variedad de asientos conforme avanzan los años se incrementa. Los sofás de los consultorios, de las salas, etc forman parte de las fotografías que se pueden apreciar en las galerías así como en las colecciones de familia, y en las de diarios ,Revistas y otras publicaciones, así como los afiches y fascículos de propaganda de las distintas Casas Comerciales. Dejo para otros escritores de mayor ingenio reseñar tal variedad de sofás. Me parece que dibujos, pinturas, fotografías, las carpinterías, salas de exhibición de las casas comerciales, pueden graficar mucho mejor los asientos, sillas, bancas y sofás y otros muebles afines.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: