En Asesinato en la calle Hickory, de Agatha Christie, la eficiente secretaria de POIROT, la señorita Lemon, es la que le lleva a un misterio.

La señorita Lemon, secretaria del famoso detective Hércules Poirot, es un prodigio de la eficiencia y cuyo mayor sueño es lograr un sistema de archivo infalible.

Pero algo le sucede a la señorita Lemon de un tiempo a esta parte esta distraída y como ausente, pero cuando Poirot ve una carta que ha escrito llena de faltas de ortografía se decide a hablar con ella.

La señora Hubbard, hermana de la señorita Lemon, es viuda y para ayudarse económicamente y estar ocupada es la patrona de una casa de estudiantes, que pertenece a una mujer griega llamada Nicoletis, que abusa de la bebida. En la residencia paran estudiantes de muchos países siendo una mezcla muy heterogénea

La señora Hubbard esta preocupada por una serie de robos sin sentido que se están cometiendo dentro de la residencia, y su desazón se ha contagiado a su hermana.

Poirot decide ayudarla y la señora Hubbard, quien le entrega la lista de los objetos robados. Estos objetos son de lo más dispares y van desde cosas sin valor como un encendedor o unas bombillas hasta objetos muy valiosos como un anillo con brillante o una pulsera.

La lista de los objetos robados supone un reto para Poirot que interroga de forma informal a los estudiantes de la residencia. Después de su visita una de las residentes Celia Austin, que trabaja en un dispensario, se acusa del robo de casi todas las cosas.

Al día siguiente, Celia aparece muerta en su habitación, en un aparente suicidio. La autopsia hecha revela que ha sido asesinada con veneno, a partir de este hecho el ambiente en la residencia cambia, y todo son suspicacias, no hay mas que discusiones.

Poirot sigue con la investigación pero la aparición del cadáver de la señora Nicoletis, asesinada con veneno complica la resolución del misterio que envuelve a la residencia y a sus estudiantes.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: