Flamencos en la playa de Aruba

Aruba es la isla feliz del Caribe. Todas las personas que la han visitado confirman su nombre y destacan la alegría y la hospitalidad de quienes la habitan tanto nativos como gente nueva que la elige como residencia.

Aruba es la isla feliz y contagia su felicidad a quienes llegan. Todo en ella es positivo: sus playas de arenas blancas en las que los flamencos viven tranquilos; no existe discriminación de religiones; tiene fantásticos hoteles y resorts y su centro histórico es increíble.

Aruba es la isla feliz porque su capital, Oranjestad, es una pequeña ciudad colorida en la que se mezcla el pasado y el presente. Hay lugares especiales como el Fuerte Zoutman, la construcción más antigua y museo histórico de Aruba; el Museo Arqueológico; Wilhelmina Park para pasear entre palmeras mientras llegas al mar y la Plaza Daniel Leo Plein de estilo holandés.

Aruba es la isla feliz por todo esto y por mucho más y espero poder visitarla en algún momento para poder sentir su felicidad.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: