fotografia

El atún se pesca en Cádiz de la misma forma que se hacía hace dos mil años siguiendo las artes de la almadraba que es una lucha de titanes  con los grandes pobladores del Círculo Polar Ártico. Gran parte de la economía de Barbate, Zahara de los Atunes o Conil de la Frontrera depende de la pesca del atún que luego se celebra con fiestas y ferias el paso por estas costas del atún salvaje y de enorme peso. En el mes de mayo y junio, los atunes se acercan a la costa de Cádiz camino del mar Mediterráneo en su apresurado viaje para desovar.

fotografia

En esta época del año, su carne es muy sabrosa y eso lo saben los pescadores que luchan por atraparlos siguiendo el antiguo arte de la almadraba. Esta técnica para la captura del atún se emplea en Andalucía, Ceuta, Valencia y Murcia y se aprovecha la migración que hacen los atunes cada año por estas fechas. Consiste en poner redes en forma de laberinto al paso de los atunes que comienza cuando estos procedentes del Círculo Polar Ártico pasan por el Estrecho de Gibraltar para llegar al mar Mediterráneo.

fotografia

Se sitúan dos barcas a cierta distancia y las redes se calan sujetas con al palangre en el que luego se recogen los atunes y demás peces que puedan llegar. Esta tácnica de pescar el atún de almadraba tiene más de dos mil años la palabra significa "lugar donde se golpea y lucha". Es un arte que ya utilizaron los fenicios  en las costas gaditanas y más tarde fue usado por los romanos y ha perdurado hasta nuestros días, aunque con cierta ayuda de las nuevas tecnologías.

fotografia

Cuando llegan los atunes, uno a uno se van pescando con los "bicheros",  unos  garfios especiales  de almadraba para enganchar a los atunes . El espectáculo resulta impresionante con los grandes atunes de cientos de kilos retorciéndose en las aguas rojas de sangre. En mucha ocasiones los ecologístas han hecho llegar sus protestas por la crueldad de la técnica pero la costumbre está muy arraigada y no se piensa en terminar con ella. Los mejores y más grandes atunes son comprados por empresarios japoneses que los congelan recién pescados y los mandan al país del sol naciente. Otros muchos atunes, se quedan por estas costas de Sur de España y constituyen una importante y sabrosa aportación a su ya rica gastronomía.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: