fotografía

Contemplar obras de arte es un deseo que experimentamos todos con frecuencia y para satisfacerlo nos encaminamos a visitar alguno de los numerosos museos que tenemos en nuestro país, sin embargo, hay arte también fuera de las pinacotecas y en algunos casos podemos pasear sobre obras emblemáticas de grandes artistas que quisieron dejar constancia de su generosidad regalando sus creaciones a las ciudades. El "Mosaico Miró" se encuentra en la Rambla de Barcelona desde 1976 y fue un regalo del artista a su ciudad natal.

fotografía

Tal como quiso Miró, el mosaico no tiene protección pues no quiso que fuera una obra sacratizada sino de carácter popular y que recibiera el mismo tratamiento y limpieza que el resto de pavimento de la Rambla para que fuera como un elemento de bienvenida a los visitantes de la ciudad que van subiendo por las Rambla. El mosaico se encuentra en la Plaza de la Boquería, en la parte central de las Ramblas y cerca del Gran Teatro del Liceo.

fotografía

Consiste en un pavimento de losetas de terrazo fabricado con una mezcla de cemento teñido con vidrios de colores triturados. Tiene la forma de un círculo con colores blanco, negro, rojo, azul y amarillo y representa un hito toponímico con un cículo cerrado dentro del cual se puede ver una fecha y varios círculos más. Esta obra donada desinteresadamente a la ciudad de Barcelona exigiendo que no presentara ninguna protección para que fuera pisada por los transeúntes a modo de bienvenida no ha sufrido grandes desperfectos debido a la buena calidad de los materiales usados por los talleres Escofet y Gardy Artigas.

fotografía

No obstante, se han realizado dos restauraciones, en 1992 y 2007 ya que las baldosas de color azul tienden a desgastarse. Juan Miró nació en Barcelona en 1893 y falleció en 1983, fue pintor, escultor y diseñador y se encuentra entre los principales representantes del surrealismo abstracto de nuestro país.

fotografía

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: