INTRODUCCIÓN.

El arte es una forma de expresión del ser humano. Existen infinitas formas de arte, aunque los estudioso lo han organizado en diversas categorías, clasificándolo según cualquier idea personal que les pareció adecuada, bien sea por el lugar donde se encuentra, la época de su desarrollo, o los materiales que utiliza, etc.

Así mismo, el arte es inherente al individuo y a las comunidades en general, no puede disociarse del hombre, ni de sus formas de ver el mundo, es intrínseco a él, a su experiencia, a su historia y en general a todas sus expresiones de vida. Tiene un sentido, tiene un objeto, tiene un principio y tiene un fin. Sin embargo, la diversidad de formas en que se manifiesta son infinitas, con intensión o sin intensión, natural, automático o planificado.

En cada lugar del mundo donde hubo asentamientos del ser humano en su discurrir por la faz de la tierra, en su tiempo y espacio, allí estuvo presente también su expresión artística de alguna manera. Quedando plasmada físicamente y en algunos casos, de forma imperecedera.

Los arqueólogos e historiadores han develado casi la totalidad de la trayectoria del hombre sobre la tierra y dentro de su bagaje de conocimientos, el arte ocupa también un lugar preponderante con las mismas trayectorias temporales.

Es así que han encontrado dibujos muy antiguos, como las denominadas pinturas rupestres del periodo paleolítico ubicado entre 25.000 a 8.000 años antes de Cristo (a.C.), que se encontraron en las paredes de cuevas y cavernas de varias partes del mundo, sobre las que los científicos, además de darles el nombre, han disertado buscando las posibles razones que llevaron a los hombres de esa época a realizarlas. Y establecieron sus conclusiones, que nosotros hemos recibido como un legado de ellos. Pero, en realidad, ¿quién puede decir si ciertamente fueron o no expresiones concretas con fines artísticos? o sencillamente como resultados de fines prácticos. Siempre quedaran abiertas las posibilidades para la polémica, porque en definitiva el mundo siempre fue y siempre será relativo a la forma como se vea o se interprete, al igual que toda expresión artística.

En este sentido el arte no escapa a la polémica de su origen, porque en sus expresiones más antiguas conocidas como las referidas pinturas rupestres, estas parecen más haber sido consecuencia de necesidades prácticas que de expresiones artísticas puras y simples. Es decir, a diferencia de otras manifestaciones del ser humano, en el caso del arte es muy complejo intentar establecer un punto de partida, de inicio o de origen. La razón es que el arte va con el hombre y se manifiesta de maneras tan sutiles que en muchos casos forma parte de las actividades cotidianas del hombre, y puede llegar a pasar desapercibido por largos períodos de tiempo y ser descubierto muchos años después de su manifestación inicial.

Sin embargo, es concluyente que en sus inicios el arte tuvo una función ritual, ligado fuertemente a la magia y las religiones de los pueblos, y que con el paso del tiempo evolucionó y comenzó a adquirir funciones sociales en la comunidad, luego pedagógicas y finalmente ornamentales, hasta hacerse culturales.

Ahora bien, como determinar que es arte y qué no lo es, ¿quién establece el límite entre una manifestación y otra?, de tal manera que quede claro que una de ellas es arte y la otra no lo es.

¿QUE ES ARTE?-

Etimológicamente, la palabra arte se origina de los términos “ars o artis”, del latín, antiguo, que a su vez, provienen del término griego “téchne”, cuyo significado es “técnica”. De allí que la palabra arte también sea utilizada para definir actividades que requieren conocimientos y destrezas técnicas, que pueden ir desde las de un herrero, o un carpintero hasta un escritor, un pintor o un poeta. En similar acepción, es frecuente utilizarla para referirse a la habilidad, el dominio o la capacidad para hacer algo. Como por ejemplo el uso frecuente de expresiones como “el arte de hacer política”, “el arte de la persuasión” o “el arte culinario”.

Teniendo en cuenta la diversidad de formas que ha tomado a lo largo de su trayectoria, el arte se podría definir como:

“El conjunto de distintas técnicas aplicadas por el ser humano con la finalidad de producir imágenes bidimensionales u objetos de formas tridimensionales o plasmar ideas, para expresar sus emociones o sentimientos, y dejarlos expuestos de maneras tangibles, que impactaran directamente a los sentidos en el mundo físico, o a sus equivalentes en el intangible, solo para el disfrute espiritual de la humanidad”.

El arte apareció prácticamente con la aparición del hombre, y evolucionó con él.

CATEGORÍAS ARTISTICAS.-

A lo largo del tiempo se han intentado diversas formas de clasificar el arte, partiendo de la distinción medieval entre artes liberales y artes vulgares, atendiendo al lugar de origen: arte Romano, Egipcio, Chino, Griego, de Oceanía, Chileno, Americano, o por el estilo como: el gótico, barroco, neoclásico, bizantino, o tendencias más modernas como: el arte pop, el cubismo, el cinético, el expresionismo; hasta la multiplicidad de formas específicas aceptadas actualmente, como son la escultura, la arquitectura, la música, la pintura, la cinematografía, la danza, el baile, la fotografía, la literatura que incluye el teatro, la poesía y la narrativa. Además de abrir el compas para incluir manifestaciones muy antiguas como la moda y la gastronomía “cocinar es también un arte”; y más modernas como la publicidad, el grafiti, la animación, la televisión, las historietas y los videos juegos.

Se han dado clasificaciones del arte que van desde agrupaciones generales como por ejemplo: arte antiguo, clásico, medieval, contemporáneo y moderno, relativos al periodo de tiempo en estudio. Hasta las clasificaciones de bellas artes y artes menores, artes plásticas y artes visuales, diseño y artes gráficas. Y, probablemente, el espectro del arte seguirá creciendo en el tiempo, con el alto riesgo que ya se vislumbra de incluir dentro de él algunas manifestaciones grotescas y caricaturescas, tanto en la pintura mural urbana como en la música, la arquitectura y otras manifestaciones artísticas que han degenerado y están siendo invadidas por la vulgaridad, el fanatismo político o religioso y la pérdida efectiva de belleza y creatividad.

Entre los medios que utiliza el arte de acuerdo a sus distintas expresiones, están los colores y las formas para la pintura; las formas y el espacio, para la arquitectura; los volúmenes y las formas para la escultura; los sonidos para la música; el movimiento y la expresión corporal, para la danza o el baile, y cada uno de ellos con su técnica especifica que entra en armonía con los sentimientos del artista y que queda grabado en el producto final de cada revelación verdaderamente autentica.

Las categorías de expresiones artísticas más conocidas y que se han mantenido en el tiempo de forma imperecedera son las siguientes:

EL ARTE DE LA PINTURA

La pintura consiste en representar en una superficie plana un objeto real o imaginario, utilizando dibujos y colores. Es una de las primeras manifestaciones artísticas del hombre. Se han encontrado representaciones de este tipo de arte que datan de las etapas de la humanidad más antigua que se tiene conocimiento, de los principios de la prehistoria, de la época paleolítica, cuando el hombre daba sus primeros pasos sobre la tierra.

A estas representaciones se les conoce con el nombre de pinturas rupestres. Las figuras eran de animales que en principio fueron hechas con líneas trazadas con los dedos sobre las parte blandas de las paredes de cavernas o cuevas donde se refugiaban los pretéritos artistas.

A esta etapa se le llamó “Auriñasciense”. Posteriormente fueron perfeccionando la técnica, en la etapa “Solutrense” donde mejoran el uso del color y moldean algunas figuras, hasta realizar escenas completas de caza de animales en la tercera etapa conocida como “Magdalenience”.

Como resultado de la inevitable selección evolutiva, en la actualidad se han consolidado solo algunas de las múltiples técnicas aplicadas, de donde los artistas modernos seleccionan sus preferencia, entre ellas podemos mencionar la pintura al oleo que usa base de aceite secante; la pintura al fresco, que se aplica directamente al construir las paredes con colores diluidos en agua y cal; la pintura al pastel que usa lápices blandos y pastosos; la pintura a la aguada, que son colores espesos, aplicados con agua y miel; la pintura a la acuarela, que usa colores trasparentes disueltos en agua; la pintura al temple que es preparada con líquidos glutinosos endurecidos y unidos por medio del fuego.

En el mundo actual existen museos con sus galerías de pinturas donde se pueden apreciar tanto las más famosas de la antigüedad como las más actuales obras de famosos pintores, con reconocimiento a nivel mundial, como es el caso de “La Gioconda”

La Gioconda o Mona Lisa

o “Mona Lisa”, creada por Leonardo da Vinci, o “Los relojes Blandos” creación más moderna del pintor español, Salvador Dalí.

Los Relojes Blandos

Y otras obras de pintores como El Greco, Diego Velásquez, Vicent van Gogh, Rembrandt, Miguel Ángel Buonaroti, Durero, Rafael Sanzio, y más recientes como Pablo Picazo o Edvar Munch, autor de El Grito.

El Grito

EL ARTE DE LA ESCULTURA.

Este tipo de expresión artística consiste en crear formas en tres dimensiones, bien sea mediante la talla de materiales duros como las piedras de mármol, granito, el marfil, la madera; o utilizando materiales blandos como la arcilla, el barro, el yeso; o fundidos como el hierro, el cobre, bronce, o también pueden usar fibras u otros materiales que al ser moldeados permiten al artista crear las formas que desea, para lograr su objetivo.

Es de muy vieja data, casi tanto como la pintura, de hecho, se han encontrado figuras humanas, como las Venus de Willendorf, Grimaldi, Savignano, y Lespugue, talladas en marfil de la época “Auriñasciense” en el paleolítico, primitivo.

Venus de Willendorf

Los escultores a través de la historia le han legado a la humanidad obras de extraordinaria belleza, que todavía se conservan como patrimonio mundial, como es el caso de “La Pietá o Piedad”, de Miguel Ángel.

La Pietá o Piedad

O “El Moises”, también de Miguel Angel, o “El Pensador”, obra de Auguste Rodín, cuyo nombre original es “El Poeta”, inspirado por Dante (imaginado por Rondín en las puertas del Infierno), cuando escribía “La Divina Comedia”, famoso texto escrito en versos, una verdadera obra de arte de la literatura.

De las Obras de arte más modernas podemos mencionar “El Hombre que camina”, consideradas una de las mejores esculturas de la actualidad, fue elaborada por Alberto Giacometti, y también, la “Estatua de la Libertad”, cuyo nombre original es “La Libertad Iluminando al Mundo” y que fue un regalo de la nación francesa a los Estados Unidos de Norte América, con motivo del cumplimiento del centenario de la Declaración de Independencia de esta nación.

El Hombre que Camina

EL ARTE DE LA ARQUITECTURA.

Casi todas las definiciones de arquitectura utilizan de forma inmediata la palabra arte, como por ejemplo: “La arquitectura es el arte y la técnica de proyectar, diseñar, construir y modificar el hábitat humano, incluyendo edificios de todo tipo, estructuras arquitectónicas, espacios arquitectónicos y urbanos”.

Y cuando revisamos la historia del arte encontraremos que muchas de las más afamadas obras de la pintura, la escultura e incluso la literatura, de incuestionable valor, se encuentran adornando las paredes, cúpulas, columnas, techos, pisos o vías de acceso a edificaciones arquitectónicas tan famosas como aquellas. De tal manera que el arte y la arquitectura siempre han ido juntos por los caminos del mundo y de la creación del ser humano.

Sin embargo, aún así, existen quienes opinan que la arquitectura no es un arte. Incluso famosos arquitectos de nuestra época que reclaman enfáticamente que no confundan la arquitectura con el arte. Pero cuando observamos obras como el Taj Majal o el Templo del Loto de la India, o la Capilla Sixtina o El Partenón, ¿qué duda puede quedarnos sobre el contenido artístico de esas verdaderas obras de arte? Y podemos afirmar con seguridad que la buena arquitectura es definitivamente un arte.

En el mundo , ademas de las ya citadas, existen obras que por sí misma son testigos, por su de la belleza y creatividad, del arte de la arquitectura, entre ellas mencionaremos: La pirámides de Egipto, Los Jardines Colgantes de Babilonia, Machú Pichu y La Muralla China, que no fue construida con fines estéticos o artisticos, pero que por su extraordinaria envergadura que recientemente han estimado en 21.196 Kms de longitud, con un promedio de 6 metros de ancho y alrededor de 8 metros de altura, que según los astronautas puede distinguirse su perfili a simple vista desde el espacio exterior al planeta, es un ejemplo contundente de la capacidad de esfuerzo y sacrificio que el ser humano puede hacer de forma perseverante en el tiempo, puesto que para su construcción el pueblo Chino tardo mas de dos siglos de trabajo contínuo, en el período de los siglo V al III, a.C., y miles de ellos perdieron la vida en el esfuerzo.

Muralla China

Entre las mas recientes podemos mencionar la Torre Eiffel, en Francia o las Torres Gemelas de Nueva YorK, que fueron derrivadas por un acto terrorista.

EL ARTE DE LA LITERATURA

La literatura es un arte, sin dudas, pero su desarrollo imperecedero comenzó en un periodo histórico más reciente, con la invención de la imprenta, aunque sus raíces están en los relatos verbales de los cantores de todos los pueblos del mundo, siendo Omero, el más famoso de ellos, con sus cantos: La Ilíada, donde narra los detalles de la guerra de Troya, con Héctor, Paris, Helena y Aquiles; y la Odisea que trata de los sacrificios de su protagonista, el rey Odiseo (o Ulises, en términos modernos), para poder regresar a su Reino en Itaca, Grecia, donde lo esperaban su hijo Telémaco y su esposa Melibea, la del famoso manto que tejió de día y destejió de noche, con la finalidad de no terminarlo nunca y así evitar tener que casarse de nuevo, en espera de Odiseo. Hoy estas obras se recogen de forma escrita y son iconos de la literatura y el arte por su extraordinaria belleza, tanto en creatividad como en los sentimientos e ideas que transmiten.

Además, esta la Divina Comedia, escrita por Dante Alighieri, escrita en versos, como regalo a su amada, y Don Quijote de La Mancha, escrita por Cervantes, en España.

Hasta obras actuales como Cien Años de Soledad, escrita en prosa, por Gabriel García Márquez, colombiano, u obras poéticas en versos como Los Ángeles Negros y La Renuncia, con expresiones de inmensa sabiduría como; “cuando renuncie a todo seré mi propio dueño” del poeta venezolano, Andrés Eloy Blanco, o “Verdades Amargas”, de autor desconocido, con su: “Amigos, es mentira no hay amigo. La amistad verdadera es ilusión, ella cambia se aleja y desaparece con los giros que da la situación”.

EL ARTE DE LA MÚSICA.

Este tipo de Arte se centra en la belleza de los sonidos, cuando son bien elaborados, y va dirigido directo a los oídos. Su impacto sobre los sentimientos humanos es inmediato e incuestionable, pueden causar melancolía, tristeza, alegría o euforia y transmitir historias, mensajes, ideas, paz, serenidad o angustias.

La música es arte sin discusión, porque no solo es la creatividad necesaria para producirla sino también la técnica y el conocimiento. Tiene su lenguaje propio y su estructura que, incluso, grandes maestros, pudieron componerla aun sin tener la capacidad de oírla.

Entre los representantes más destacados de la música clásica podemos mencionar a Mozart y Beethoven.

Por alguna razón, estos artistas de la música limitaron sus obras a solo melodías, es decir sonidos, sin expresión verbal. Pero posteriormente, los artistas populares comenzaron a incluir en sus composiciones lo voz, para transmitir ideas y sentimientos, y así llegamos a las expresiones actuales donde casi pasamos al lado opuesto, donde la música casi toda se compone de palabras, como es el caso del Reggaetón actual, que algunos detractores sostienen que no es música, sino discursos, bulla y ruido; es decir, según ellos, pasamos de la belleza del silencio, a la vulgaridad del ruido estridente de instrumentos y voces de los intérpretes.

En el mundo moderno, aunque se conservan las tradicionales composiciones de los clásicos de la música, se ha generalizado la música popular con sus diferentes ritmos que van desde la “salsa” hasta el bolero, pasando por todos los componentes adicionales, como el merengue, los cantos tradicionales, como las rancheras de México, el galerón venezolano, la internacionalización del ballenato colombiano, la cumbia, los ritmos africano, el Calipso, la zamba brasileña y el tango argentino, cuya baile es un verdadero arte reconocido y aceptado como tal a nivel mundial.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: