fotografía

fotografía

El artista callejero Banksy fue invitado en 2017 a una campaña de grafitis que se realizó en el Ferrol, (Galicia), y para el cual se reservó una pared. Esta iniciativa que fue impulsada por una cervecera gallega tomó contacto por correo electrónico con el entorno del artista británico que dieron razón de haber recibido la invitación. No obstante, nunca más se supo del artista y la pared reservada quedó sin dibujo alguno, sin otro detalle que una frase que escribió alguien con sentido del humor, "Banksy no existe, son los padres".

fotografía

fotografía

Por sorpresa el pasado martes apareció esta pared con un mural de dos guardias civiles besándose y con la firma que utiliza Banksy en sus muy codiciadas obras. Es muy similar a otra obra donde dos policías británicos (conocidos como Bobbies) se besan y que fue vendida en Miami por 418.000 dólares. Todo parece indicar que tiene el sello de Banksy pero no se sabe si lo es o no ya que en la cuenta del artista en Instagram donde suele difundir sus obras no aparece ni hay mención alguna sobre este mural. Tanto la Cervecera Gallega Estrella Galicia como el artista Eduardo Hermida que organizó el festival de grafitis "Meninas de Canido" coinciden que el sistema de pintura es idéntico a las obras del artista inglés, pero de momento no hay confirmación de que lo sea.

fotografía

fotografía

Por otra parte los ferrolanos se muestran contentos ante las perspectivas de que la obra pueda ser auténtica ya que podría ser la primera obra oficial de este autor en España. El misterio está en el aire y de lo que se trata es de descubrir el autor, si no ha sido Banksy, el imitador de su sistema ha conseguido plagiar su técnica perfectamente, así como la firma del más popular y valorado grafitero del mundo. Mientras Banksy guarda silencio y mantiene el misterio igual que siempre.

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: