Hoy vamos a aprender cómo hacer arroz con leche, uno de los POSTRES CASEROS más fáciles de elaborar, que contiene nutrientes importantes y se destaca por su fácil digestión. Es perfecto para aquellos niños que tienen problemas con la ingestión de productos lácteos debido a que se logra que obtengan los nutrientes de la leche de una manera sabrosa, además por su contenido en carbohidratos te proporciona la energía necesaria. Esta es una de las recetas de POSTRES TRADICIONALES que mejor combinan estos dos elementos.

Los dos tips o consejos fundamentales para que nos quede bien elaborado es escoger el arroz y el momento en que añadimos la leche a la cocción, estos dos pasos van a hacer de nuestro postre tradicional un postre casero como los de la abuela o un postre sin mayores atractivos. Ahí les van los pasos e ingredientes:

PASO 1. Para hacer arroz con leche, el arroz debe ser redondo, porque es más fácil para su cocción y su textura más blanda, en dependencia de la cantidad de postre que desee hacer será la cantidad de arroz; pero tome en cuenta que por la cantidad de agua y tiempo de cocción el arroz crecerá normalmente el doble o más que si lo cocinará como un complemento de un plato principal.

PASO 2. Defina la cantidad de arroz a utilizar, pongalo en una cazuela y añada el triple de agua de la medida que uso para el arroz y ponga a cocer a fuego medio revolviendo a cada rato para velar porque no se pegue.

PASO 3. En aproximadamente 45 minutos seguramente el arroz tendrá una forma pastosa y el líquido deberá ser de consistencia gelatinosa y blanquecino, añada azúcar y la canela al gusto; baje la temperatura y dé otros 15 minutos. Si queda poco líquido añada, pero sólo para que no se pegue.

PASO 4. Pasado este tiempo deberá añadir leche entera, puede agregar nata o leche en polvo si lo desea; esto dependerá de su propio gusto.

PASO 5. Vuelva poner en fuego mediano y debiendo velar porque no se pegue, deje evaporar hasta que tenga la consistencia que desea. Recuerde que este postre puede servirse caliente o frío y que cuando se enfría su consistencia se hace más fuerte.

PASO 6. Sirvalo en fuentes individuales o una familiar, como desee presentarlo. Puede rociarlo con un poco de canela como parte de la decoración o chispas de chocolate negro.

No obstante, si una vez frío su arroz con leche le ha quedado demasiado consistente para su gusto puede añadirle más leche.

También, le recomiendo añadir frutos secos o pasas para cambiar el sabor, esto lo deberá hacer en el momento en que añada la leche. Además le dará un toque diferente a su postre tradicional.

Pruebe hacerlo en casa, el ARROZ CON LECHE es un postre casero muy popular. Con esta receta le garantizo que volverá a repetir. Guiño

 

Arroz con leche, listo para comer

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: