184a Puesto que en todas las investigaciones, según se ha dicho, hay principios, causas y elementos, el saber y la ciencia resultan del conocimiento de estos (ya que creemos conocer cada cosa si llegamos a conocer las causas primeras, los primeros principios y hasta los elementos), es evidente que, en primer lugar, hay que intentar determinar, en las ciencias de la naturaleza, las cosas relacionadas con sus (los) principios.

(Y) El medio por naturaleza tiende de lo que es más comprensible y claro para nosotros a lo que es más comprensible y claro en la naturaleza, pues esto, lo que es más comprensible y claro en la naturaleza, no es fácilmente reconocible, en absoluto, para nosotros. Por eso, es necesario que el modo de pensar avance de lo que por naturaleza es más incierto, pero más comprensible para nosotros, a lo que es más comprensible y de fácil conocimiento por naturaleza.

Las cosas que en primer lugar son para nosotros manifiestas y verdaderas son, más bien, confusas. Pero luego de definirlas surgen causas y principios conocibles. Por lo que es preciso avanzar de las cosas en general a las cosas una a una. Pues la totalidad es más cognoscible por la sensación, y el conjunto es una totalidad, ya que encierra muchas cosas y en cuanto el conjunto está hecho de partes.

184b. Esto es lo mismo para cualquier modo de pensar y para los nombres de cara a la definición, pues el nombre se interpreta como una totalidad indeterminada, como por ejemplo el círculo, pero la definición de éste se determina de acuerdo con cada una de las cosas (que lo constituyen). También los niños al principio llaman “padre” a todos los hombres y “madre” a todas las mujeres, y después distinguen cada uno de ellos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: