Los airados habitantes de un pueblo cercano a Bangkok (Tailandia) han amenazado con atentar contra los corredores profesionales de apuestas, pues los consideran sospechosos de haber intentado incendiar su “árbol milagroso de la lotería”, explica el periódico South China Morning Post. El “árbol de la suerte” tenía fama en todo el país de indicar los números ganadores de la lotería; de ahí que se molestaran tanto los vecinos del pueblo al enterarse de que un pirómano lo había chamuscado. “Estoy muy enojada —dijo Dongmalee—. A mí me ha tocado dinero gracias al árbol y he obtenido ganancias enseñando a otros la manera de leer sus señales.” Pero dicen que desde lo sucedido, el espíritu del árbol está disgustado y ya no da claves para la lotería. La noticia añadía que los habitantes del pueblo quieren invitar a unos monjes budistas para que persuadan al espíritu del árbol a que vuelva a dar claves para la lotería.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: