A todo se aprende, también puedes aprender a seducir rápido, aunque a ti te parezca imposible. No lo es. Sólo tienes que salir a la calle y hablar con la chica que te vuelve loco. Lo mismo vale para las mujeres. Tienes que salir a la calle a buscar a ese hombre que crees que es el hombre de tu vida y hablarle. No debe darte corte lanzarte. Todos estamos esperando el amor de nuestra vida y no vamos a ponerle mala cara a esa persona que nos ofrece amor.

Puedes buscar el amor de tu vida en una discoteca, en un bar, pero también en el supermercado o en la parada de autobús. A ligar se aprende igual que se aprenden las matemáticas o la economía. Se trata de poner en práctica cuatro consejos prácticos y tus ganas de pasarlo bien.

Recuerda que los audaces triunfan. Lo tienes fácil. Sólo necesitas romper el hielo iniciando una conversación. Pregúntale por una calle, pregúntale la hora, comenta que tarda el bus, quéjate del tiempo lluvioso. Otro método para aprender a seducir sin esfuerzo es recurrir a un perro. Los perros dan pie a conversaciones con ese desconocido que quieres hacer conocido.

Seguro que tienes éxito en tu objetivo de aprender a seducir. Siente lo que estás haciendo y lánzate. A seducir se aprende seduciendo. Di lo que sientes. El método de aprender a seducir que da mejores resultados se basa en sentir, en lanzarte y en no dejar escapar a la pareja de tus sueños. ¿Y si no acaba siendo la pareja de tus sueños? Pues lo vuelves a intentar. No dejes pasar el tiempo. Lo vuelves a intentar lo más rápido posible.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: