Soñar es tan común como comer, dormir, hablar… todos los días lo hacemos; muchos de nosotros nos despertamos recordando esas imágenes, a veces angustiantes, fantasiosas, hermosas o aterradoras… caras conocidas, otras que nunca habíamos visto, paisajes de películas, a veces a color, a veces en blanco y negro…. Nuestros sueños.

    ¿Sabías que soñamos por lo menos entre cuarenta mil y cincuenta mil horas a lo largo de nuestra vida? Pero ¿por qué soñamos? Muchos expertos en el tema coinciden en que los sueños son una vía de escape para nuestro cerebro; soñar es vital y necesario para liberar toda la carga energética, psicológica y psíquica que procesamos en estado consciente.

    Existen dos posiciones ante la presencia innegable de los sueños: Algunas personas los ignoran y otras tratan de interpretarlos, pero ¿cómo saber qué significan? No se puede hablar de este tema sin mencionar la contribución de Sigmund Freud, padre del psicoanálisis (1856-1939), quien publicó en 1900 su trabajo: “La interpretación de los sueños”. En un período de 3 años, Freud analizó muchos de sus sueños concluyendo que, al momento de soñar, la mente está dominada por un proceso diferente al que rige la vigilia, es decir, en nuestros sueños no existe la ley de la gravedad ni parece haber límites para nuestros sentidos; lo irreal toma forma en este mundo onírico, donde podemos pasar de un lugar a otro sin las reglas del tiempo y el espacio; en nuestros sueños todo parece ser posible.

 

sueños

    Entonces nos preguntamos: ¿A dónde nos llevan nuestros sueños? ¿Qué nos trata de decir nuestra mente? ¿De qué nos sirve conocer el significado de ellos? Por mi experiencia personal, una persona que no interpreta sus sueños es una persona que no conoce su verdadero YO. Saber interpretar las imágenes de nuestro inconsciente nos lleva a controlar nuestra vida cotidiana; en ellos podemos encontrar respuestas a nuestras inquietudes más profundas; en nuestros sueños viven nuestros miedos disfrazados de monstruos o seres pocos comunes; en ellos se esconden nuestros verdaderos deseos y, muchas veces, en nuestros sueños laten grandes predicciones, futuros hechos o acontecimientos específicos que nuestra mente puede percibir antes de que ocurran.

    Sin duda, los sueños son un misterio para la mayoría, pero si tomas la decisión de ser consciente de ellos, dominarás el arte de interpretarlos y de explorar tu yo interno y conocerte verdaderamente.

    Para comenzar a interpretarlos, me atrevo a darte unos pasos que puse en práctica hace algunos años, cuando entré en este mundo onírico; mis sueños me gritaban tantos mensajes, me comunicaban lo que mis ojos no lograban visualizar…

    Yo comencé comprando libros básicos sobre la interpretación de los sueños; es fundamental que te empapes en el tema, busca en internet y entérate de su historia, su simbología, tal vez te extrañarás al saber que el documento más antiguo que trata sobre la interpretación de los sueños es el Libro Egipcio de los Sueños, escrito en el año 2000-1700 a de C., o recordarás el capítulo 40 del libro de Génesis de la Biblia que hace referencia a la historia de José, hijo de Jacob, interpretando los sueños del rey de Egipto, donde el faraón sueña con siete vacas flacas y siete vacas gordas interpretándose como 7 años de abundancia y 7 años de hambruna que resultó ser exactamente así.

    Debes anotar tus sueños; toma una libreta o cuaderno y ponlo cerca de tu cama; al despertar y haber soñado con algo que te impactó y recuerdas claramente, debes anotarlo rápidamente porque a los minutos no lo recordarás con tanta claridad. Este paso es muy importante porque con ayuda de tus libros, sobre todo debes adquirir diccionarios de sueños, encontrarás los significados de lo que Carl Gustav Jung (1875-1961) denominó inconsciente colectivo. Para Jung, las imágenes de nuestros sueños pertenecen a este inconsciente colectivo y las llama arquetipos; estas imágenes tienen un significado común para todos; por ejemplo, una serpiente es símbolo de pecado y traición para algunas culturas, ya que con el paso del tiempo la han asociado a hechos relevantes para sus creencias.

    Mientras pones en práctica anotar tus sueños, buscar el significado en tu diccionario y luego sacar una conclusión de lo que significa para ti, en tu vida, siempre debes buscar una relación de lo que sueñas con tu día a día, porque está relacionado contigo. Te aseguro que si pones en práctica estos sencillos pasos, en poco tiempo interpretarás tus sueños sin necesidad de llevar un diario; ya tus sueños no serán un misterio, ya serás capaz de conocer tu mente y de convertirte, al igual que yo, en una intérprete de LOS SUEÑOS.

 

 

                                                                                                                                                                       Williana Rondón.

                                                                                                                                                                   

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: