hallaras favor ante sus ojos

Aprende a Confiar en Dios

Aprende  confiar en Dios  y hallaras favor y buena acogida a sus ojos  ya los ojos de los hombres, gozaras de una reputación de hombre sensato y de buen juicio si aprendes a confíar en Dios de todo corazón: "Nunca te apoyes en tu propia inteligencia"

 

Estuve por mucho tiempo en el mundo de los negocios y aprendí a analizar los problemas, a considerar las opciones, a establecer los componentes riesgos/beneficios de cada opción y determinar de manera lógica el mejor curso de acción. En resumen estudie "Farmacología y Gerencia de Farmacia" y aprendí a confiar en las formulas gerenciales y de negocios "probadas y aprobadas" Lo mismo puedo decir de mi vida espiritual, el pastor de la iglesia donde me congregue por varios años solía decirme que su versículo favorito de las escrituras era: "Venid ahora y estemos a cuentas" (Isaías 1:18).

 

Desafortunadamente, el pastor nunca mencionó el resto del versículo, el cual desde mi punto de vista terrenal, es extremadamente ilógico. Te recuerdo la cita " Aunque vuestros pecados sean como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; aunque sean rojos como el carmesí, como blanca lana quedarán". Por el contrario, hacia énfasis en el término debatir, específicamente en lo que se refiere al razonamiento humano. Analizándolo al nivel de sabiduría humana parece sensato, pero si lo vemos desde el punto de vista espiritual, es totalmente contradictorio. Sin embargo, el concepto de "Resolver con lógica" o de confiar en las cosas o en uno mismo en gran parte influye o incluso a veces domina, nuestro entendimiento del Reino de Dios.

 

No obstante, parece ser que toda la vida está basada en la confianza. Por ejemplo tenemos que confiar en el médico, en el anestesiólogo, en el piloto de avión, en la muchacha del servicio, pero principalmente, lo que con mayor énfasis nos han enseñado es a confiar en nosotros mismos. Basada en este concepto he desarrollado un nivel de auto confianza bastante alto. En resumen para mí la confianza es un factor esencial de la vida. Sin embargo tengo la sensación de que nadie es totalmente digno de confianza, ni siquiera, o debería decir especialmente, nosotros mismos.

 

Hay que tener presente que aunque la vida se basa en el factor confianza, no podemos confiar en la confianza, nos decepcionaríamos y tal vez saldríamos heridos. Incluso aquellos a quienes amamos, aquellos que morirían por nosotros, los que te juraron amor, los que te ilusionaron haciéndote creer que de verdad te amaban, esos son capaces de decepcionarnos aún más, aunque no lo hagan de manera deliberada. ” APRENDE A CONFÍAR EN DIOS CON TODO TU CORAZÓN, Y NO TE APOYES EN TU PROPIO ENTENDIMIENTO. RECONÓCELE EN TODOS TUS CAMINOS, Y EL ENDEREZARÁ TUS SENDAS" (Proverbios 3: 4-6). Nunca confíes en ti mismo, dice el escritor de proverbios. La verdad encuentro esto un poco difícil de llevar a cabo, pues siempre he tenido gran confianza en mí misma, por el contrario continua diciendo el escritor, debemos aprender a confiar es en Dios. Deseamos hacerlo, pero cada día que pasa nos damos aun más cuenta de lo difícil que es.

 

Hace años, cuando Dios invadió mi vida le respondí diciéndole que confiaría en Él plenamente. Era una declaración muy importante aunque no del todo cierta, porque lo que le estaba diciendo realmente a Dios era "Voy a aprender a confiar en Ti, pero también voy a confiar en mí misma" Hoy en día, al examinar ese compromiso me doy cuenta de que en aquella época no estaba en capacidad de hacerlo totalmente. Tenía demasiados motivos arraigados que me obligaban a confiar en mí también, pienso que a lo que realmente me estaba comprometiendo era a compartir mi confianza en Dios. En resumen, haría lo mejor posible (lo cual consideraba muy bueno), y dejaría que Dios se hiciese cargo de lo que faltase. Esa confianza parcial en Dios no estaba basada en una falta de deseo, sino en la incapacidad de confiar en Él plenamente.

Debemos aprender a confiar en Dios. La confianza no es un don, como la Fe, es algo que se aprende, así como aprendemos a desconfiar de la naturaleza humana cuando las personas nos decepcionan, o a no confiar totalmente en un equipo o incluso a desconfiar de nuestro propio raciocinio cuando con dolor nos damos cuenta de que éste también nos puede defraudar, igualmente debemos APRENDER A CONFIAR EN DIOS. YO VIVO SORPRENDIDA DE LA HABILIDAD DE DIOS PARA COORDINAR EVENTOS APARENTEMENTE DESORDENADOS CUANDO LAS PERSONAS SE ENTREGAN CON CONFIANZA A ÉL.

 

Todos estos hechos me han enseñado unas cuantas cosas sobre la confianza en Dios.

PRIMERO: No importa lo que yo cuidadosamente planee, el camino de Dios es diferente."Por el señor son ordenados los pasos del hombre ¿cómo puede, pues, el hombre entender su camino? Proverbios 20:24. La verdad hace un año y más pretendí darle un cambio a mi vida en todo el sentido de la palabra "JAMÁS ME FUNCIONO" Dios siempre tuvo en mente algo diferente para mi, así que ahora lo único que me queda es confiar en Él y dar los pasos que estén claros. Él hará el resto.

 

SEGUNDO: El camino de Dios siempre es el mejor. Si nos ilusionamos mucho con nuestros planes nos decepcionaremos cuando fallen. Y así exactamente me sucedió todo mis planes de comenzar una nueva vida, en otra ciudad, con otra persona, se vinieron abajo, por no poner mi confianza en Dios primero, porque Èl nos dio a todos la gracia especial de poder confiar en Él, así que sabré esperar en Él y lo que ahora tenga para mi llegará, solo debo confiar, porque el camino de Dios siempre es el mejor.

 

TERCERO: Dios llevará a cabo sus propósitos querámoslo o no. Finalmente he aprendido que confiar en Dios es mi camino para logra crecimiento espiritual y personal. Este parece ser el motivo fundamental de la CONFIANZA. Aprender Confiar en Dios, no para realizar una obra, o para obtener algo, o para lograr algún propósito, sino porque Él es Dios, porque a medida que aumentamos la confianza en Él lo conocemos mejor, lo amamos más y nos asemejamos a Él, ese es el milagro más grande de todos.

 

La persona que haya tomado la determinación de aprender a confiar en Dios tiene que aprender a hacerlo. Le tomará tiempo y esfuerzo. Se aprende a través de muchas pruebas y equivocaciones, caídas y bastante práctica.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: