La apariencia física atractiva y emociones

Hoy, me encuentro en un estado completamente relajado, pensando en nimiedades y por esas argucias que la mente nos juega, de pronto estoy pensando en la gente que emplea mucho de su tiempo y considerables recursos (dinero), tratando de mantenerse jóvenes, de lograr una apariencia atractiva, de cara a la gente de su entorno o simple y llanamente someterse a intervenciones y tratamientos, para mejorar su apariencia. Sin embargo hay algunos detalles que revelan la verdadera edad de las personas cómo, la rugosidad de las manos, lo cansino de la mirada…

Yendo más allá, de la simple especulación del porque las personas, sobre todo las mujeres desean transmitir una imagen de juventud, lozanía y atractivo de nuestro cuerpo que además es; un mecanismo de comunicación, un medio de expresión gráfico y emocional. Sin olvidar, que existe una relación entre las emociones, los estados emocionales y el cuerpo. Tengo la certeza, de que muchos hemos vivido y leído en alguna parte, que los estados de tristeza de consideración pueden somatizar las emociones haciendo que estas afecten al cuerpo desde estados leves a severos.

Hay una serie de enfoques médicos asiáticos, chinos e hindúes, donde se diagnostican y tratan enfermedades analizando los estados emocionales de los pacientes. También existen en occidente suficiente bibliografía, en la cual se presenta la relación directa entre las dolencias físicas y las emociones.

apariencia

¿A dónde queremos llegar? ¿Qué es lo que tratamos de explorar?

Desde la ventana donde estamos ubicados como observadores propios y de nuestro entorno es, importante tomarnos el tiempo y con la continuidad necesaria para observar nuestro cuerpo, no solo la parte externa, sino; de su comportamiento en el día a día. ¿Qué sentimos en cada estado en particular, cómo nuestro ritmo cardíaco, nuestra respiración? ¿Cómo se sentirá el otro, que se mueve o respira, cómo lo está haciendo?

El ejercicio físico es fundamental para un adecuado balance con las emociones y con el lenguaje, para hacer más efectiva esta actividad, debe ir acompañada de un trabajo interior, de una especie de meditación dinámica y de intención combinadas, cómo se hace, en algunas disciplinas orientales cómo el yoga o la biodanza…

La cuestión es; sentir, conciliar, la relación; cuerpo-emoción-lenguaje, a estar pendientes y presentes de las expresiones de nuestro cuerpo, no; cómo una forma de esconder las dolencias o emociones a los demás, sino; cómo un mecanismo válido de desarrollo personal.

Lo que nosotros callamos, el cuerpo grita. Cuando las tenciones te alcancen, respira, lentamente, con suavidad y profundamente. Practícalo, es sano y rinde beneficios para tu salud integral.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: