Los anticonceptivos

Los anticonceptivos más usados siguen siendo el preservativo y la píldora. Todavía hay quien sigue exponiéndose al riesgo. Los nuevos anticonceptivos son fáciles y cómodos de utilizar.

La utilización de métodos anticonceptivos es tan antigua como la historia de la humanidad, los más utilizados son la píldora y los preservativos. En la actualidad ya se tiene acceso a otros métodos como son los anticonceptivos hormonales.

Los anticonceptivos utilizados con más frecuencia

Según las últimas estadísticas los métodos anticonceptivos más utilizados tanto por parte de los hombres como de las mujeres siguen siendo los preservativos y la píldora, su uso ha ido creciendo de forma favorable aunque ante la aparición de nuevas técnicas anticonceptivas, su utilización se ha estabilizado.

El preservativo es considerado el método anticonceptivo más popular, es práctico y barato, además de ser fácil de usar, y tiene la enorme ventaja de que proteger frente a todo tipo de enfermedades de transmisión sexual , incluido el VIH. Algunos usuarios lo rocian con espermicida para aumentar su efectividad.

La píldora aunque su uso está muy generalizado tiene una gran cantidad de detractoras, ya que existen mitos entorno a ellas como el miedo a engordar o a las hormonas que contiene. También existía la creencia de que había que descansar de tomarla, actualmente se ha comrpobado que el descanso no aporta ninguna ventaja por lo que las mujeres que la toman lo hacen sin descansar.

Otros tipos de anticonceptivos

Métodos anticonceptivos naturales: Uno de los más conocidos es la interrupción del coito, es el más utilizado entre los jóvenes. Pero no es demasiado efectivo. Para lograr esa efectividad se recomienda el uso de espermicidas, ya que carecen de riesgo para la salud y protegen de algunas enfermedades.

Métodos anticonceptivos de barrera: Aparte del ya mencionado preservativo masculino también está el preservativo femenino, que está formado por dos anillos flexibles colocados a cada uno de los lados de la bolsita de poliuretano. Otra alternativa que puede usarse es la esponja vaginal, que a las 24 horas de haber sido introducida protege de numerosas enfermedades venéreas.

Métodos anticonceptivos hormonales: Estas técnicas anticonceptivas están diseñadas especialmente para las mujeres. Hacen que el cuerpo femenino tenga una cantidad de hormonas similar a cuando se produce un embarazo con el fin de que los óvulos no sean fecundados. No protegen de las enfermedades de transmisión sexual y deben ser supervisados por un ginecólogo. Los más utilizados son: la píldora, el parche anticonceptivo, el implante anticonceptivo y el anillo mensual.

Utilizar los métodos anticonceptivos de forma responsable

Para llevar una vida sexual responsable lo más recomendable es tratar de no poner en riesgo la propia salud ni la de los otros. De este modo se podrá conseguir que la sexualidad sea plena. Para ello lo fundamental es informarse y consultar todas las dudas con el médico quien nos asesorará mejor a la hora de elegir el método anticonceptivo que utilizar. Todos los métodos son útiles y pueden ser combinados con otros. Y lo más importante la mayoría de ellos impiden que se contraigan las temidas enfermedades de transmisión sexual.


 

 

 

 

Los anticonceptivos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: