síntomas

La ansiedad, esa enfermedad que trastorna

Hay un adagio universalmente conocido que reza más o menos esto: “es bueno ver la paja en el ojo del vecino y no la vigueta que tienes en el tuyo”. Esto lo traigo a colación por lo siguiente, es un comentario caustico que de alguna manera me molestó, de boca de un amigo. Verdaderamente no creo que tú, en algún momento hayas sufrido trastornos de ansiedad, por eso dar consejos sin tener conocimiento de causa, es fácil. Yo; comprendo que cuando nos sentimos aquejados por una enfermedad, es penoso creer que exista una vía de escape desde nuestra llana realidad hacia algo mejor.

Lo que mi amigo no sabía, es que lo entiendo a la perfección porque en otra época, yo, también fui preso de esta afectación durante un tiempo considerable. Tal vez, o mejor dicho; que partiendo del momento en que tomé conciencia que los fármacos me ayudaban pero; no me sanaban. Fue entonces, que empecé a buscar lo que originaba mi ansiedad y asumí enfrentar mis miedos. Ahí se encuentra la clave del proceso de mi sanación.

El camino recorrido en cantidad de momentos se tornaba doloroso, tenemos que estar claros, enfrentar nuestros miedos no es un camino de rosas, es de una comodidad única tomarse una pastilla, tenemos que hacer acopio de valor, más compromiso, para no abandonar en medio del camino. Es este impulso genuino de sanar, de cambiar, lo que te impele a buscar ayuda y aceptar lo que fuera necesario, para darle un nuevo sentido a tu vida.

¿Cual es tu nivel de ansiedad?

Con sinceridad, no tiene importancia cuál es tu nivel de ansiedad, intenso, moderado, al extremo de llegar a crisis de pánico, es importante encontrar el origen, desde el amor, nunca de la culpa, la rabia, porque ese miedo que se transforma hoy en ansiedad, se gestó porque has pasado por circunstancias que en alguna etapa de tu vida, te resultaron traumatizantes porque; carecías de las herramientas para afrontarlas.

ansiedad

El miedo ya no está presente

Pero; ya no eres el pequeño o la pequeña, niño, niña greñudo (a) del colegio, el feo, el malo, ni aún el defensor de tu progenitora ante los ataques de tu padre ebrio, tampoco el niño (a) abandonado (a). Es comprensible, que estas cosas de la vida, hoy en tu etapa adulta te resulten nimias, baladíes e incluso tal vez las olvidaste, están buscando una respuesta de tu mente que al momento no existe. Por eso cada vez que te enfrentas a una situación que despierta de manera inconsciente el trauma que pasaste en el pasado, tu cuerpo lo resiente, se activa la emoción y hace su presencia la ansiedad. Aunque, el miedo ya no está presente, porque la amenaza no es una realidad.

Cuando se está ansioso, se conjugan una variedad de reacciones que se manifiestan en nuestro cuerpo; taquicardias, sudoración, subida o bajada de presión, dolor de cabeza… Por hablar de las más universales. Entendamos, que cualquier síntoma es posible, nuestro cuerpo en ese instante está produciendo diferentes sustancias químicas, tratando de afrontar ese miedo que posiblemente ni siquiera exista, pero que se encuentra ahí, latente en nuestro inconsciente.

Clarísimamente, que nos produce dolor, erosiona nuestra salud y nos mantiene estresados, lo que no nos permite, el disfrute de la vida, lo hermoso, lo sencillo. Ciertamente, sino tenemos el valor de enfrentar nuestros miedos, es; seguro que se desatará nuestra ansiedad, lo cual nos convierte en nuestras propias víctimas. Cabe la posibilidad cierta de encontrar alivio temporal refugiándote en los remedios aplicables a estos casos, sin embargo, en ellos no encontrarás una solución definitiva. Lo cual te hará vulnerable a una recaída en el instante preciso en que tu mente inconsciente interprete una situación como peligrosa.

Tenemos infinidad de oportunidades de perfeccionar nuestras vidas, de fortalecer nuestra voluntad, nuestro espíritu interior, que es donde radica la verdadera fortaleza del ser humano. Solo es necesario vivir la vida con la atención puesta en nuestra realidad, en lo que somos capaces de ser y de hacer.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: